PANTER WEB JULIO 2019
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
LAVOR 2019
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La Unión Europea, principal destino de las exportaciones representa el 71,24%. Nuestro mercado interior mostró más dinamismo que los mercados internacionales. El sector de la herramienta de mano y el suministro industrial cerró un buen 2018 creciendo un 3,1%.

Los trabajadores han utilizado desde la Antigüedad numerosas herramientas para poder realizar tareas que resultarían imposibles usando sólo sus propias manos. Aunque algunas han sufrido una gran evolución, otras herramientas manuales que se utilizan en la actualidad no difieren demasiado de aquellas primeras, pero su importancia sigue siendo la misma. Se definen como “herramienta” tanto aquellos útiles simples que requieren para su funcionamiento exclusivamente la fuerza humana como aquellos que se sostienen con las manos, pero son accionadas por motores eléctricos o de combustión interna, por medios neumáticos o por medios hidráulicos. En este caso, vamos a hablar sobre el mercado de la herramienta manual en España, la que se acciona por ‘fuerza humana’ que según el último informe elaborado sobre el sector por el ICEX, se encuentra en los siguientes subsectores: herramientas para la industria (40%) Herramientas para los profesionales (carpintería, fontanería, electricistas) (30%) Herramientas para la automoción (23%) Herramientas para la agricultura (5%) y Herramientas para la jardinería (2%).

Según el Clúster de la Ferretería y el Suministro Industrial ESKUIN,-las empresas que lo componen, prueba de fuego de la situación del sector-, cerraron un buen 2018 llegando a 369 millones de euros, frente a los 358 registrados en 2017 lo que supuso un incremento de sus ventas globales de un 3,1%. En un año que fue de más a menos, el mercado interior mostró algo más de dinamismo que los mercados internacionales marcando un crecimiento de las ventas del 4,78% y llegando a una cifra de 191,8 millones de euros.

Por otro parte, las exportaciones crecieron más levemente, sumando 177,7 millones de euros, y un incremento del 1,3%, en comparación con las ventas registradas en 2017 (175 millones de euros).

En el análisis por sectores cliente en el mercado interior, se mantiene en cabeza el sector industrial que representa casi un 50% del total de las ventas y que ha crecido un 3,27% respecto a la cifra del año anterior. La construcción, que supone un 43,6% de las ventas, es el sector que más ha crecido, siendo la cifra alcanzada un 7,21% superior a la del año precedente. El tercer sector de destino, la agricultura, crece muy levemente, un 0,95% siguiendo la tendencia del año anterior.

No hay grandes variaciones tampoco en la distribución de las ventas al exterior: la Unión Europea, principal destino de las exportaciones representa el 71,24%, a continuación, el continente americano con un 11,80%, les sigue Oriente Medio, con un 7,41% y por último, África, 3,69%, Rusia y Europa del Este, 3,04% y Asia y Oceanía, 2,82%.

Nuevamente destaca la estabilidad del empleo en el sector que mantiene una cifra cercana a las 1.900 personas ocupadas, al igual que en 2017 y 2016.

PREVISIÓN 2019
Además, según ESKUIN, por los resultados en lo que va de año, las perspectivas son buenas, y basándose en el buen nivel de confianza empresarial de sus asociados, prevé que las ventas se mantengan o incluso mejoren con respecto al anterior trimestre.  Por ello, si bien se empiezan a detectar signos de desaceleración, manejan expectativas todavía optimistas para este 2019 y esperan poder dar continuidad a los incrementos que tanto la producción como la exportación han venido experimentando en los últimos cinco años.

César Sainz, Expresidente de ESKUIN, declaraba que “las cifras de este año son en general positivas, y aunque el año ha arrancado relativamente bien, parece que el panorama empieza a complicarse. Mantenemos buenas perspectivas para este año 2019 basadas en las previsiones de nuestras empresas asociadas, si bien, como la mayoría de los sectores industriales, notamos cierta desaceleración. En todo caso, ser fabricantes es nuestra fortaleza y seguiremos trabajando para aportar mejoras e innovaciones en nuestros productos, distinguiéndonos por su elevado nivel de acabado, su durabilidad, y los altos estándares de seguridad y funcionalidad que nos diferencian”.

TECNOLOGÍA PUNTA DE FABRICACIÓN EN EL MUNDO
El mercado de herramientas manuales es una de las industrias más rentables en todo el mundo, a pesar de su bajo perfil. En términos de volumen de ventas, la industria es pequeña en comparación con las principales industrias. Sin embargo, el crecimiento en la industria de la herramienta manual ha sido notable.

Según el estudio Hand Tool Market in Europe, de Shervin Sheidi Hanmadani, la industria de herramientas manuales es una de las pocas en el mundo que no se ve ‘tan afectada’ por la recesión. Durante las recesiones, cuando otras industrias se enfrentan a una desaceleración, la industria de las herramientas de mano sigue teniendo mejores resultados que la mayoría de las industrias, debido al aumento de la demanda entre los consumidores que quieren ahorrar dinero haciendo los trabajos de reparación por sí mismos.

Las herramientas manuales son de ‘baja tecnología’, pero la industria como tal es altamente automatizada y emplea tecnología punta produciendo productos de alta calidad. Las innovaciones de productos se adaptan rápidamente a la corriente del mercado y los productores continúan realizando esfuerzos para mejorar en la eficiencia de las herramientas adaptándose a las preferencias de los diferentes clientes.
El estudio prevé que la expansión de la industria global de herramientas manual crezca un 4,6% en los próximos años. Entre 2007 y 2013, el mercado aumentó con un crecimiento promedio anual de 6.3%.

Actualmente, los taladros eléctricos manuales representan el 22,6% de la demanda mundial, mientras que la cuota de mercado restante se divide en partes de herramientas manuales (11,6%), sierras eléctricas manuales (9,2%), herramientas manuales neumáticas (7,5%), cadenas sierras (5.2%), y otras herramientas manuales (43.8%).

Norteamérica y Europa dominan el mercado global de herramientas manuales y accesorios, seguido por Japón, China, Francia y Alemania. Japón y los Estados Unidos, representan los mercados de herramientas manuales más grandes, mientras que el crecimiento anual más fuerte se pronostica ocurren en Bangladesh (14,9%), Bolivia (11,3%), Estados Unidos (9,4%), Ecuador (8,4%) y Kirguistán (8,3%). Con esa demanda global, los países mencionados anteriormente se consideran los mercados con mayor potencial en los próximos años.

EN EUROPA
En concreto, en nuestro continente, el estudio pronostica que el crecimiento del consumo de herramientas de mano será limitado, ya que las herramientas eléctricas reemplazarán cada vez más las herramientas de mano, pero, por otro lado, las innovaciones continuas de herramientas de mano de los fabricantes pueden alentar el gasto en las tendencias de los consumidores de herramientas de mano y la industria en este mercado en Europa. Dicho esto, se pronostica que la demanda de herramientas eléctricas superará la demanda de herramientas manuales, pero la demanda de los consumidores en el interés en el bricolaje y las actividades de reforma del hogar, por consumidores europeos, serán clave para la herramienta manual.

La tendencia más importante en el consumo de herramienta manual es que los fabricantes y minoristas están trabajando para reinventar los clásicos y hacer que las herramientas sean más amigables para el consumidor. Por ejemplo, hoy en día las personas, especialmente los europeos, también pasan más tiempo en jardines: el perfil de edad de la población tiene efectos a largo plazo en la demanda de equipos para jardines. La mayoría de los países europeos tienen una población envejecida, las personas mayores tienen más dinero y tiempo para la jardinería, por lo que es un sector importante en los próximos años para la herramienta manual.

A pesar de que las herramientas eléctricas están más en uso que las herramientas manuales, el consumo de herramientas manuales en Europa se mantiene durante los años, siendo una gran oportunidad para exportar en este mercado, y es que la jardinería, el bricolaje, y las actividades de reforma son las actividades de ocio favoritas en los países europeos.

LA LUCHA CONTRA EL PRODUCTO DE LA MALA CALIDAD
En los últimos diez años, el mercado de herramientas manuales se ha caracterizado por la entrada de productos importados de bajo coste fabricados en China y Taiwán. La competencia de estas herramientas de bricolaje más baratas ha tenido una continua presión a la baja en los precios minoristas. Si bien esta tendencia ha ayudado a generar un fuerte crecimiento del mercado, el aumento en el valor ha caído detrás del crecimiento del volumen. Los fabricantes de marcas líderes en la UE y en España luchan por revertir esta tendencia centrándose en la innovación. Las herramientas manuales clásicas se están reinventando para hacerlas más fáciles de usar, con un diseño más ergonómico, y más multifuncionales. En la medida de lo posible, para estas nuevas herramientas se están utilizando materiales más ligeros y más duraderos.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn