PANTER BIOBACTER web abril 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Con este nuevo laboratorio, que triplica en superficie al anterior, FAL Seguridad afianza su apuesta por la innovación y la investigación.

Renovación integral del laboratorio interno de FAL Seguridad, que moderniza sus instalaciones y triplica su superficie. En él se realizan todo tipo de pruebas tanto a las materias primas como al calzado ya terminado, en base a normativas internacionales. Dotado de sofisticados equipos, el laboratorio de FAL está en condiciones de realizar con el máximo rigor una gran cantidad de ensayos basados en normativas internacionales. En él, dos personas, comprueban cada uno de los componentes que conforman los zapatos y botas, para asegurar que se cumplen los estándares de calidad que las diferentes normativas exigen.

Los ensayos a los que someten al calzado los responsables del laboratorio pueden clasificarse en dos grandes grupos: los realizados sobre las materias primas (pieles, cordones, textiles, plantillas, suelas…) y los realizados durante el proceso de fabricación (suelas de poliuretano y calzado completo).

Mediante un procedimiento de muestreo, todas las materias primas que llegan a fábrica (piel, cordones, materias textiles, plantillas…) son sometidas a pruebas diversas para comprobar su idoneidad. Además, a lo largo del proceso de fabricación del calzado y una vez el producto acabado, varios son los ensayos que se llevan a cabo para controlar la calidad del producto durante su proceso de fabricación.

- Ensayo de tracción y desgarro, que mide la resistencia de la piel a su rotura cuando es sometida a una fuerza creciente.
- Ensayo de flexión, que mide la capacidad de la piel antes de agrietarse.
- Impermeabilidad del cuero al agua, que se realiza sobre pieles hidrofugadas.
- Ensayo de capilaridad, que garantiza que la hidrofugación no es sólo superficial.
- Elasticidad de la piel, específico para las de tipo Box Calf.
- Ensayo de tracción sobre los cordones, para medir su resistencia a la rotura.
- Ensayo de desgarro de los materiales textiles.
- Abrasión, absorción y eliminación de agua en plantillas y palmillas.
- Ensayos sobre las suelas, que incluyen pruebas de abrasión, resistencia a la flexión, y dureza.
- Ensayos sobre punteras de seguridad, evaluando si es capaz de resistir la caída de una pesa de 20 kilos sin que los dedos no se vean afectados.
- Ensayo de resistencia eléctrica para determinar la resistencia que ofrece el calzado al paso de corriente eléctrica
- Resistencia a la unión corte piso para asegurar que la unión entre ambos es sólida y duradera.

Con este nuevo laboratorio, que triplica en superficie al anterior, FAL Seguridad afianza su apuesta por la innovación y la investigación.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn