PANTER BIOBACTER web abril 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La construcción es un sector al alza en cuanto a la creación de empleo en España, acercándose a las cifras precrisis. En el sector de la construcción imperan las empresas de reforma de vivienda dirigidas por hombres, frente a las pequeñas empresas dirigidas por mujeres que ejercen actividades más técnicas como arquitectura, interiorismo, licencias...

La construcción es el único de los grandes sectores económicos que mantiene la senda alcista.Y aunque, la construcción fue el epicentro de la crisis, llegándose a perder casi la mitad del empleo y un amplio volumen de empresas, una vez se tocó fondo en 2013, se inició una fase lenta recuperación que parece haberse afianzado.

En concreto, en el último informe “Cifras pyme” del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, se observa que el sector de la construcción ha generado casi 1.100.000 puestos de trabajo, con una variación anual de 2,77 puntos. Y aunque el sector servicios sigue imperando en cuanto a creación de empleo, la construcción parece estar abriéndose camino para volver a convertirse en uno de los motores generadores de empleo en España.

Es cierto que, por su estructura, la construcción da pie a la configuración de compañías más pequeñas que en el caso de los servicios o la industria, lo que también ayuda a esta evolución favorable. En concreto, el 54% de los profesionales de la construcción son autónomos, el 25% posee una  microempresa y un 6% dispone de una pequeña empresa, según los datos del “Informe anual del mercado de la reforma y la reparación” creado por la plataforma habitissimo.

Si analizamos la tipología de empresas según el género de los empresarios, podemos comprobar que del total de autónomos, un 91% son hombres y sólo un 9% son mujeres. Pero si nos centramos en el género de los empresarios que disponen de una microempresa o una pequeña empresa, podemos observar que un 35% están dirigidas por mujeres y el 31% están lideradas por hombres, mientras. Así, podemos afirmar que en el sector de la construcción la mujer necesita ser la que lidere el proyecto empresarial para poder tener presencia en el sector, es decir, se ve empujada a crear su propia empresa para tener cabida en el sector.

Hay que tener en cuenta que la economía española no se puede entender sin las pymes, ya que estas son las que mueven actualmente el mercado laboral y económico. En concreto, las pymes generan más de diez millones de empleos, mientras que las grandes empresas superan los cinco millones, seg? el informe “Cifras pyme” del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. En concreto, las pymes que no tienen asalariados generan unos 1.539.708 empleos, mientras que aquellas que sí cuentan con empleados generan 9.052.570 puestos de trabajo, con una variación mensual del 1,25 y del 2,32 anual. Por su parte, las microempresas crean 4 3.466.704 puestos de trabajo, mientras que las empresas pequeñas, que son aquellas que tienen entre 10 y 49 empleados generan unos 3.076.535 empleos.

En cuanto la principal actividad que desarrollan los profesionales de la construcción, según los datos de habitissimo, podemos observar que en la actualidad en España predominan las empresas dedicados a las reformas de viviendas (un 33%). Mientras que un 21%, centra su actividad en oficios tradicionales como pintores, yeseros, carpinteros… liderados por profesionales autónomos. En el siguiente tramo podemos encontrar empresas y autónomos dedicados a la instalación (calefacción, electricidad, ascensores)...  Hay que destacar que en 2019 se han incrementado un 31% las empresas de reforma en comparación con las registradas en 2018. Este incremento se encuentra estrechamente ligado al aumento de las transacciones de compraventa de viviendas de segunda mano y al envejecimiento del parque de viviendas de España, que de media tiene 40 años.

Si analizamos la tipología de actividad por género se observa cómo el 34% de los hombres profesionales se dedica a realizar reformas integrales o parciales de viviendas y/o locales; y un 21% se dedica a los oficios tradicionales como fontanería, electricidad, carpintería... profesiones lideradas por autónomos. En cambio, las mujeres optan por desarrollar profesiones más técnicas como son los proyectos de arquitectura, licencias de obras, desempeñando este oficio el 24% las mujeres; y por profesiones relacionadas con el mantenimiento de la vivienda, ejercida por un 13% de las mujeres, sólo un 8% más que los hombres, según habitissimo.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn