PANTER BIOBACTER web abril 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Fallece a la edad de 82 años dejando atrás una vida dividida entre grandes pasiones: la familia, Svelt, marca de la que es el fundador, y la escritura.

“Comencé como vendedor de puerta en puerta, buscando clientes durante sus almuerzos y ofreciéndoles mis productos. Soy originario de Palermo, pero le debo mucho a Bérgamo, la ciudad que amo y que me ha adoptado". Esta fue la historia de Antonio Agosta, quien ha fallecido a la edad de 82 años dejando atrás una vida dividida entre grandes pasiones: la familia, Svelt, marca de la que es el fundador, y la escritura.

El ingeniero Antonio Agosta, como le gustaba que lo llamarán era el fundador y presidente de Svelt Spa, una empresa líder en la producción de escaleras y andamios, ha fallecido rodeado del afecto de sus seres queridos. A lo largo de su vida, Agosta fue un ilustre emprendedor. En 1964 tuvo la intuición de la necesidad que mostraban las empresas  de construcción de poder tener un andamio de montaje rápido disponible, fácil de transportar, cómodo para interiores, compacto y plegable para pasar a través de las puertas y autonivelable para poder utilizarse también sobre escaleras. El resultado fue un producto completamente nuevo patentado como modelo “Italia". Luego eligió el nombre de Svelt para la compañía, precisamente para referirse a la velocidad con la que los productos podían ensamblarse y montarse. Con el tiempo, la compañía ha crecido hasta convertirse en un líder europeo, gracias también a la contribución de sus hijos Davide y Eros.

De carácter ecléctico y en constante búsqueda de conocimiento, en los últimos años ha publicado numerosos libros de diferentes argumentos, pero todos unidos por la capacidad de captar significados y conexiones con lo más desconocido. Entre sus escritos se encuentra el cuento infantil Las aventuras de Toni el espantapájaros, la colección de poemas Pensamientos sobre hechos, frivolidades y fantasías, una autobiografía titulada Maleta de  cuerda y cartón, las novelas tituladas El agua y la vida y El hombre vino de la nada, y la novela histórica Lo e i Mille.

“Sobre su edad siempre le gustaba decir "los ojos de un hombre que vivió no tienen edad". Amaba a su familia, la vida y el tenis. Todos los que lo conocían lo extrañarán mucho, era un hombre hecho a sí mismo, inteligente  y muy creativo, que supo entender el significado de la Vida y compartir con generosidad sus logros. Te echaremos de menos y seguiremos tu ejemplo, DEP Ingeniero Agosta”, comentan desde el equipo de Svelt.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn