PANTER BIOBACTER web abril 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La máquina-herramienta y los sectores agrupados en el Cluster de la Fabricación Avanzada y Digital (fabricantes de componentes, herramientas de corte, herramientas de mano, mecanizadores, fabricación aditiva y 3D y startups para la fabricación) son actividades fundamentales para una sociedad avanzada y próspera. “Tras la crisis que estamos viviendo en la actualidad, la industria y las tecnologías de fabricación serán uno de los pilares esenciales de la recuperación”, explican desde AFM Cluster.

A lo largo de los pasados dos meses la situación de los sectores que agrupa AFM Cluster se ha ido complicando paulatinamente, del mismo modo que el resto de actividades económicas. En todo caso y por su singularidad incluso dentro de la industria, han querido detallar algunas claves específicas para entender dichos sectores:

- Máquina herramienta: los largos periodos de maduración de los productos que fabrica el sector están posibilitando que exista una cierta carga de trabajo en estos primeros compases de la crisis. Finalizar y entregar máquinas está siendo fundamental para conseguir liquidez a través de los cobros de las mismas. En todo caso, los trabajos que se están realizando tienen productividades muy limitadas por el escenario que nos toca vivir. En lo que respecta tanto a los nuevos pedidos, servicios de asistencia técnica, o incluso a la recepción de maquinaria en fábrica, actividades todas ellas fundamentales, la imposibilidad de viajar, de reunirse con los clientes y atenderles, está deteniendo casi toda demanda en la práctica. Las consecuencias, están por ver, pero el escenario ya se dibuja muy complicado, y se complicará aún más una vez que finalicen los trabajos en curso.

No hemos de olvidar que además existen empresas cuya carga de trabajo al inicio de la crisis del Covid-19 era ya muy baja. 

Finalmente, es importante entender que los escenarios de baja actividad industrial y de incertidumbre, no son los más propicios para las inversiones.

La dimensión actual de la caída de los pedidos en el primer trimestre se acerca al 20%, con una intensidad superior específicamente en el mes de marzo.

-Las herramientas de mano, las herramientas de corte o los mecanizados, presentan periodos de maduración distintos a los de las máquinas, con canales de venta diferentes y rotaciones mayores. En el caso específico de estos equipos y consumibles industriales, la caída actual es sustancialmente menor, y aunque el efecto negativo global seguirá siendo importante, se espera que la respuesta a la reactivación sea algo mejor que en el caso de los bienes de equipo, siguiendo más rápidamente a la actividad industrial. 

-La fabricación aditiva e impresión 3D ha jugado un papel muy importante en los primeros momentos de necesidad de abastecimiento local de algunos tipos de equipos de protección individual. Según se ha ido ordenando la capacidad de suministro de la industria en general, vuelve a ocupar su prometedor espacio en la industria productiva. Es necesario recalcar sin embargo que los pedidos provenientes de los principales sectores industriales registran ya importantes caídas, que afectan a las empresas de fabricación aditiva cuya presencia en el mercado es todavía incipiente.

-Las startups y empresas de base tecnológica con orientación industrial por su parte, están capacitando al resto de sectores con nuevas tecnologías para afrontar los retos de esta crucial etapa.

Sus necesidades
“Respecto a las necesidades del sector industrial, y específicamente de la máquina-herramienta y la fabricación avanzada y digital, las consideraciones en este momento son claras. Nuestra industria, está trabajando a ritmos muy por debajo de los mínimos necesarios para poder subsistir en el cortomedio plazo. Las plantillas están prácticamente al completo, con pocos ERTES (ERTES que afectan por ahora a menos del 10% de los efectivos del sector, y son en general por causas productivas) y en ningún caso se prevén por el momento despidos. Somos un sector que cuida a sus personas como principal activo a conservar para poder volver a salir adelante”, apuntan.

En ese sentido, las estructuras de gastos son poco flexibles, las personas, instalaciones y medios necesarios, requieren niveles de gasto, amortización e inversión muy relevantes, cuya compensación se ve seriamente comprometida por una capacidad de generación de ingresos muy afectada.

“Entre las diversas necesidades de apoyo, la principal en este momento es contar con financiación fluida y suficiente que nos permita hacer de puente, y cuya capilaridad alcance no solo a quien llama primero sino a todas las empresas que lo necesiten. En este punto, es necesaria una gestión rápida, coordinada y solidaria de la banca, las entidades de garantía recíproca y las administraciones y sus entidades afines”.

La industria es generadora de riqueza primaria, y forma parte del mismo sistema que los servicios. Separar sectores y tratarlos como inconexos o contrapuestos es un error. Sin industria no habría servicios avanzados, del mismo modo que tanto la propia industria, como la sociedad en su conjunto necesitan a los servicios para su funcionamiento.

“La máquina-herramienta y la fabricación avanzada siempre han encontrado la salida a las situaciones difíciles de la misma manera: trabajando. Y lo volveremos a hacer igual, de manera comprometida y responsable”, finalizan.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn