PANTER BIOBACTER web abril 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Entre las prácticas que implementará Brico Depôt en sus tiendas están el control de aforo, la señalización de los recorridos y la adecuación de las zonas de recogida y devolución de mercancía, así como la entrega de EPIs a todos los empleados.

Brico Depôt prepara ya la reapertura de sus establecimientos en lo que será una paulatina vuelta a la normalidad del negocio en España. Y lo hace con la reapertura, hoy viernes, de dos de los establecimientos de su red en el país, concretamente los de Granada y Quart de Poblet (Valencia) y de manera exclusiva para el público profesional. El objetivo, dar respuesta a la creciente demanda por parte de este colectivo y garantizar que las tiendas están preparadas para la inminente apertura en próximos días o semanas. 

La compañía, que cuenta con una red de 28 establecimientos en España, ha escogido estos dos centros porque no forman parte de centros comerciales -lugares en los que se prevé una reapertura más tardía- y cuentan con un importante tráfico de público profesional. La apertura de hoy viernes permitirá además implementar las medidas dirigidas tanto a empleados y clientes, como a organizar la circulación de personas y el movimiento de mercancías en los espacios habilitados para ello, asegurando que son prácticas y efectivas en el día a día. 

La puesta en marcha de estas dos tiendas se suma al servicio de e-commerce que Brico Depôt lanzó el pasado 27 de marzo, a fin de satisfacer las necesidades de sus clientes y la creciente demanda por parte del público general y de los profesionales de la construcción y reforma. Los servicios de venta online activados incluyen el llamado Clik&delivery -con el que los clientes pueden realizar sus compras mediante la web y recibirlas en el domicilio- y Click&collect -con el que los profesionales del sector pueden realizar un pedido online y recogerlo en la tienda más cercana, donde se les entrega el producto en áreas de aparcamiento con unos estrictos protocolos de seguridad e higiene-. 

La puesta en marcha de estos servicios por parte de Brico Depôt ha supuesto el regreso a sus puestos de trabajo de más de 300 personas que, hasta el momento, estaban afectadas por el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor que presentó la compañía el pasado 19 de marzo y que afectó a un total de 1.548 empleados. Tal y como explica Mike Foulds, CEO de Brico Depôt Iberia, “la activación de este canal de venta digital ha supuesto un incremento de actividad al que hemos respondido con una disolución parcial del ERTE para personal de tiendas y oficinas, ya que teníamos que dar respuesta a la gestión y preparación de pedidos, entregas, reposición de productos, etc. La acogida de este servicio ha sido muy positiva. Además, se han reincorporado otros perfiles con los que poder diseñar las medidas de higiene y seguridad en las tiendas y centros de trabajo para prepararnos ante lo que será una vuelta paulatina a la normalidad”.

Los establecimientos de Brico Depôt en la nueva normalidad 
Pensando en una reapertura gradual de su red de tiendas, la compañía ha diseñado un protocolo de retorno a la normalidad en el que se priorizan la salud y seguridad tanto de trabajadores como clientes. En este sentido, los empleados recibirán equipos de protección individual (EPI), como guantes desechables, mascarillas y viseras, y las tiendas dispondrán de termómetros infrarrojos con los que poder medir la temperatura de los trabajadores. Además, se señalizará en el suelo el recorrido y sentido de la circulación, entradas y cajas, así como los puntos de distancia de seguridad requerida. 

Entre las medidas previstas, se determinará un aforo máximo en los establecimientos, también en las áreas de recogida y devolución de producto; se señalizarán los puntos de entrada y salida para controlar el flujo de clientes y se pondrá a disposición de los visitantes geles desinfectantes. Además, se instalarán pantallas en las cajas y se promoverá el pago con tarjeta o móviles. La desinfección contante de las tiendas y los productos devueltos serán también una práctica obligatoria. En lo relativo a los espacios reservados para el descanso de los trabajadores, la compañía ha diseñado también una serie de medidas con las que garantizar la seguridad e higiene.  

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn