PANTER BIOBACTER web abril 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El e-commerce, la vinculación a precio, productos relevantes a nivel local y nuevos formatos para las tiendas son los pilares de la nueva estrategia de Kingfisher. Brico Depôt cuenta con una red de 28 establecimientos en España, 3 en Portugal y alrededor de 2.000 trabajadores.

Brico Depôt, enseña de construcción, reforma y bricolaje, se mantiene en el negocio del grupo Kingfisher, tal y como anunció ayer miércoles el CEO del grupo británico, Thierry Garnier. En la que fue la presentación anual de resultados de Kingfisher, Thierry Garnier explicó que la compañía ha revisado su decisión inicial de salir de Iberia, anunciada en noviembre del año 2018. A pesar del elevado interés que ha generado la firma Brico Depôt entre los potenciales compradores, el grupo ha descartado la venta del negocio de Brico Depôt en España y Portugal y lo hace convencido de que se puede mantener una compañía rentable y sostenible bajo la marca Brico Depôt. 

Kingfisher tiene previsto acelerar la digitalización del negocio, un paso adelante que Brico Depôt ya dio durante el pasado mes de marzo al lanzar los servicios de venta online Click&delivery y Click&collect, que han tenido una acogida muy positiva tanto entre el público profesional como entre los particulares. La estrategia de Kingfisher pasa también por construir la fortaleza del negocio a partir de un ADN vinculado a precio, consolidar gamas con productos relevantes localmente y plantear nuevos formatos de tienda. 

Mike Foulds, CEO de Brico Depôt en Iberia, ha manifestado su satisfacción ante esta decisión y las oportunidades que esta nueva etapa plantea para la compañía en España. “Tenemos una marca reconocida en España y Portugal por unos precios muy competitivos, combinados con gamas fuertes localmente, una fortaleza que queremos aprovechar. Con el apoyo del grupo Kingfisher y su nueva estrategia, estamos seguros de que seguiremos construyendo una compañía rentable, sostenible y adaptada a las nuevas circunstancias. Estamos muy contentos ante esta decisión, la cual nos aporta estabilidad y una visión y oportunidades de crecimiento que ya hemos empezado a ver con el lanzamiento de nuestro canal de venta e-commerce”. 

Brico Depôt cuenta con una red de 28 establecimientos en España, 3 en Portugal y alrededor de 2.000 trabajadores. Durante el pasado mes de mayo la compañía inició una vuelta a la normalidad del negocio con una reapertura paulatina de sus tiendas, en paralelo a la venta online iniciada durante marzo y que ha demostrado un comportamiento muy positivo, consolidando la apuesta de la marca por un modelo omnicanal. “Estoy convencido de que con la ayuda, dedicación y compromiso de todos nuestros colaboradores seguiremos haciendo crecer a Brico Depôt, con un modelo omnicanal dirigido a nuestros clientes”, ha manifestado Mike Foulds.  

“Ver como nuestros equipos han hecho de la innovación y la agilidad una norma durante la etapa del Covid-19 me hace ser optimista para encarar los retos que tenemos por delante. Ahora que tenemos claridad por parte de Kingfisher, podemos seguir fortaleciendo nuestra posición de líder de valor en el sector de las mejoras para el hogar en España y Portugal, tanto para el público profesional como particular”, ha añadido el CEO de Brico Depôt en Iberia. 

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn