PANTER BIOBACTER web abril 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Las averías y los intentos de robo en segundas viviendas y ocupas, las actividades más frecuentes de los cerrajeros durante el estado de alarma.

Ahora que el Estado de Alarma ha llegado a su fin, la Unión Cerrajeros de Seguridad (UCES) muestra los resultados del estudio que ha llevado a cabo en las últimas semanas sobre el impacto económico de la crisis del coronavirus en el sector de la cerrajería de seguridad. Sin duda una radiografía de cómo la pandemia de la Covid-19 ha influido en el sector.

En el estudio se ha monitorizado a 150 empresas de cerrajería de seguridad de toda España acreditadas por la federación UCES. La empresas de cerrajería consultadas tienen en su mayoría (54%) de 2 a 5 trabajadores; más de un 34% son autónomos o empresas unipersonales, un 9% son empresas que tienen de cinco a nueve trabajadores y tan solo un 3% de las empresas consultadas tienen más de 10 trabajadores.

La pandemia de la Covid19 y el establecimiento del Estado de Alarma desde el 13 de marzo provocó que el 11% de las cerrajerías de seguridad no haya realizado ninguna actividad, mientras que más del 54% han tenido una actividad entre un 10 y un 15%.

Un 20% de las empresas ha tenido una actividad entre el 15% y el 20%. Asimismo, casi el 6% han trabajado hasta un 25% de actividad normal. Destacamos también que otro 6% han estado a la mitad de su actividad.

La mayoría de las actividades realizadas durante el periodo hasta la apertura de la fase 1 en las diferentes autonomías se han llevado a cabo para realizar averías, en casi un 66%, seguido de la pérdida de llaves con un 37% y los robos en segundas viviendas y establecimientos con un 34%. Otras actividades llevadas a cabo por los cerrajeros han tenido que ver con el mantenimiento de comunidades, servicios de olvido de llaves puestas por dentro o simples aperturas de puertas.

El volumen de la actividad ha ido de la mano de la caída del volumen de ingresos en las empresas, en las que más del 14% ha sido del 100% y más del 60% los ingresos han descendido un 75%. En más del 8%, ha caído a la mitad y en un 9% los ingresos han descendido un 9%.

Con este panorama, las cerrajerías de seguridad han adoptado diversas medidas para hacer frente a la crisis. Casi un 40% se han acogido a los ERTEs que el Gobierno estableció. El 17% de las empresas del sector que se han acogido a este mecanismo, creen que no podrán mantener el empleo después del verano. Casi el 73% de las empresas encuestadas cree que la crisis económica provocada por la pandemia aún afectará negativamente a sus negocios dentro de un año, mientras que una cuarta parte opina que no se verá afectada dentro de un año. Además, un 23% se acogió a prestamos ICO, mientras que la cuarta parte no se han adoptado ninguna medida.

Valoración negativa de la gestión del gobierno
Casi el 83% de los cerrajeros de seguridad encuestados valoran negativamente las medidas adoptadas por el Gobierno central. Un 11% las califica como correctas, mientras que solo un 5 % las califica como positivas. Dos de cada tres cerrajeros de seguridad opina que se deberían haber llevado a cabo más ayudas directas a PYMES y autónomos, así como una mayor ampliación de la suspensión de las obligaciones tributarias

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn