PANTER BIOBACTER web abril 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
GARDIUN WEB
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La distribución mantiene las ventas récord que registra desde el final del confinamiento. Los grandes operadores especializados son los que han registrado mejores cifras en este periodo, con un crecimiento del 22,1%, mientras que las ferreterías tradicionales vendieron un 11,9% más que en 2019.

La distribución del sector de la ferretería encara el final del año remontando sus cifras de negocio. Tras la caída del 25,5% registrada en el segundo trimestre -coincidiendo con el confinamiento y el cierre de los locales comerciales-, la facturación de los distribuidores creció un 18,73% en el tercer trimestre respecto al mismo periodo de 2019. Los datos registrados por AECOC confirman la recuperación del sector que se viene produciendo desde el mes de mayo.

Los grandes operadores especializados fueron los que registraron mejores datos en el tercer trimestre, con un crecimiento del 22,14%, lo que supone haber recuperado buena parte de la cifra de negocio perdida en el segundo trimestre, cuando la facturación cayó un 28,88%. Lo mismo ocurre en el caso de las tiendas de proximidad, que en este último periodo incrementaron en un 11,93% sus ventas, tras haber sufrido un descenso del 12,16% en el trimestre anterior.

"Las ventas en ferretería son de récord desde el mes de mayo; la campaña de productos de jardín ha sido muy buena y el canal online está desarrollándose muy por encima de las previsiones que se tenían a principio de año", explica el responsable del área de Ferretería y Bricolaje de AECOC, Alejandro Lozano. Según las conclusiones del último Comité de Ferretería y Bricolaje de AECOC, los resultados positivos fueron generalizados, aunque algo menores en las zonas de España más dependientes del turismo.

A pesar de los buenos datos logrados desde el final del confinamiento, el sector es precavido a la hora de hacer análisis a corto y medio plazo. "La incertidumbre ante una posible caída del consumo, el miedo de los ciudadanos ante posibles rebrotes y la situación una vez acaben medidas como los ERTE, marcarán la evolución de la ferretería y el bricolaje tanto en el último trimestre del año como en 2021", indica Lozano.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn