PANTER BIOBACTER web abril 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
GARDIUN WEB
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Se convierte así en uno de los motores de la recuperación del empleo y la economía de nuestro país, tras la fuerte caída producida por la COVID-19.

El sector de la construcción recupera a finales del tercer trimestre de 2020 casi el total de los empleos perdidos como consecuencia del confinamiento por la pandemia de COVID-19, y se consolida como uno de los motores de recuperación de empleo e impulso de la economía del país.

Así se extrae del Informe trimestral sobre el sector de la reforma, editado por la plataforma para la mejora del hogar, habitissimo, que recoge, entre otros, datos de la Secretaria de Estado de la Seguridad Social y Pensiones que muestran cómo, a finales del mes de septiembre, el sector había rescatado a un 9,32% del 10,19% de afiliados perdidos durante el confinamiento.

Y es que, el sector de la construcción experimentó la mayor caída en términos relativos, en comparación con otros colectivos, como consecuencia del estallido de la pandemia. En concreto, durante la primera etapa del confinamiento, hasta el 30 de abril, la caída fue del 10,19%, por lo que 129.954 trabajadores perdieron su empleo. Sin embargo, con el inicio de la desescalada, a finales de mayo, ha sido el que mejores síntomas de recuperación ha mostrado, rescatando hasta finales de septiembre a 106.754 afiliados del total de los perdidos con la paralización de la actividad.

En este sentido, el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE), encargado de firmar el prólogo de esta edición del informe, incide en el papel de la construcción como motor de la reconstrucción y mejora del contexto económico y, en concreto, subraya la rehabilitación como “un eje estratégico que España debe impulsar, convirtiendo al sector en locomotora de recuperación económica, generador de empleo y actor fundamental de la transición ecológica”.

Por otro lado, la última edición de este informe revela también otros datos positivos como el aumento del 23% del número de solicitudes para realizar intervenciones de mejora y reforma en los hogares durante este tercer trimestre del año, siendo julio el periodo de mayor reactivación para dejar paso a un agosto con un crecimiento más moderado, que se ha consolidado en septiembre con el retorno a la normalidad.

En cuanto al tipo de trabajo que los españoles más han demandado en el tercer trimestre, la reforma integral o parcial de los inmuebles representa el 54% de las solicitudes, seguidas, con un 25%, por las operaciones de reparación o mantenimiento. Las solicitudes relacionadas con otros servicios, como limpieza o mudanzas, han sido el 15% del total, y solo un 6% ha estado vinculado con la redacción de algún tipo de proyecto, informe, certificación o tramitación de licencias.

Por meses, en julio destacaron las solicitudes relacionadas con fumigación y desinfección como consecuencia directa de la pandemia, que aumentaron un 75% con respecto al año anterior, mientras que en agosto comenzaron a cobrar relevancia las peticiones para trabajos de instalación de carpintería de PVC, que crecieron en un 80%, así como las de aire acondicionado que crecieron en un 65%. Por último, ya en septiembre se consolida la tendencia iniciada el mes anterior con el aumento del 90% de las solicitudes de reforma que incluyen proyecto y obra.

Estos datos confirman la buena dirección en la recuperación de un sector que, además de demostrar su capacidad de adaptación en tiempos convulsos, se erige como uno de los candidatos más sólidos para conseguir la recuperación económica del país.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn