PANTER BIOBACTER web abril 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Aunque en octubre y noviembre se produjo una cierta contracción, tanto interanual como intermensual, consecuencia de la incertidumbre producida por la crisis de la segunda ola de COVID-19, el mes de diciembre marca un importante cambio de tendencia.

El sector de la reforma y la rehabilitación en España continúa firme en su proceso de recuperación, como indica que se hayan recuperado los volúmenes de 2019 durante el último trimestre de 2020, a pesar de la crisis provocada por la COVID-19.

Esta es una de las principales conclusiones que se extraen del último ‘Informe Trimestral sobre el Sector de la Reforma’, que publica la plataforma digital para la mejora del hogar, habitissimo. El informe confirma que, aunque en octubre y noviembre se produjo una cierta contracción, tanto interanual como intermensual, consecuencia de la incertidumbre producida por la crisis de la segunda ola de COVID-19, el mes de diciembre marcó un importante cambio de tendencia en la recuperación del sector, con una reducción estacional respecto a noviembre sólo del 9%, una cifra mucho más moderada que la de 2019, cuando superó el 21%.

Tal y como explica la directora de Alianzas Estratégicas de habitissimo, Isabel Alonso de Armas, “estos tres últimos meses hemos asistido a una situación similar a la del pasado verano, cuando se produjo una importante recuperación de actividad tras el confinamiento. Este nuevo impulso nos da cierto optimismo, a falta de analizar lo que ocurrirá en los primeros meses de 2021”.

En este sentido, el optimismo que muestran las cifras de esta edición coincide con los datos de visado que proporciona el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE), encargado de firmar el prólogo del informe. De esta forma, tal y como subraya su presidente, Alfredo Sanz Corma, “la evolución creciente de los últimos meses del año compensa la ausencia de actividad que sufrimos en el segundo trimestre como consecuencia de la pandemia, llevándonos a terminar 2020 con más viviendas rehabilitadas que en 2019, aunque aún lejos de los objetivos del PNIEC”.

Este crecimiento en las solicitudes de rehabilitación y reforma ha impactado de forma proporcional en los datos de empleo del sector que reflejan, a finales de año, valores cercanos a febrero de 2020, antes de la irrupción de la pandemia. Además, los datos de diciembre cierran el año con una variación interanual positiva del total de ocupados, que pasa a ser de 1.248.403, con respecto a los 1.244.811 de diciembre de 2019, registrando el mayor valor en el cierre de año desde el año 2010. “Estas cifras nos invitan a afrontar 2021 con optimismo y con la certeza de que la construcción es ya uno de los motores de la recuperación”, indica Alonso de Armas.

Trabajos con más demanda
En relación a la tipología de intervención más demandada en el cuarto trimestre de 2020, el informe destaca el crecimiento en las solicitudes para la contratación de “proyecto y obra para la reforma integral de vivienda”, que aumentan un 45% respecto al mismo trimestre de 2019, lo que confirma la tendencia a la que se venía observando los últimos meses. Estos datos reflejan cómo el usuario final da cada vez más importancia a la necesidad de disponer de un proyecto y una buena planificación previa. “Es muy importante que desde el sector seamos capaces de transmitir al conjunto de la sociedad las ventajas de rehabilitar y actuar de forma global sobre el edificio. Solo así conseguiremos, no solo los mejores resultados como edificios menos contaminantes, más eficientes y más accesibles, sino también la reactivación de la economía, con una mayor generación de empleo en el sector”, asegura Sanz Corma en el prólogo del informe.

Los trabajos de mantenimiento del hogar como los relacionados con pintura o reparación e instalación de calefacción han supuesto el 25% de las solicitudes, mientras que el 13% de las peticiones han estado relacionadas con otros servicios como limpieza o mudanzas. De nuevo, siguiendo la tendencia, los trabajos de redacción de proyectos, informes o certificaciones, representan el 7% de las solicitudes.

El último trimestre del año 2020 confirma también la tendencia de los usuarios por la mejora del confort y la eficiencia energética de los hogares, con cifras que muestran el aumento del número de solicitudes relativas a la instalación de carpintería exterior de aluminio y PVC, que crecen un 57% y un 47% respectivamente, en comparación con el mismo periodo de 2019. “Esta tendencia representa el creciente interés de los consumidores por mejorar el confort y la eficiencia energética de sus viviendas a través de actuaciones sobre la envolvente, intervenciones que contribuyen a reducir la demanda energética”, indica Alonso de Armas.

El informe destaca también el importante incremento que se ha producido en el último trimestre en el número de solicitudes para la instalación de energía solar fotovoltaica de consumo doméstico. De esta forma, respecto al mismo periodo del año anterior, las peticiones han supuesto un incremento del 45%, lo que “representa una oportunidad en el ámbito de consumo de energías renovables a nivel doméstico y una consecuente incidencia positiva en el medio plazo hacia un comportamiento más sostenible de ciertas tipologías edificatorias residenciales”, subraya Alonso de Armas.

La digitalización, asignatura pendiente
La última edición de este informe ofrece también la fotografía del estado del sector en cuanto a digitalización, aspecto en el que todavía existe una importante brecha con respecto al usuario final. Así, mientras el 51% de los consumidores afirma haber utilizado Internet en el último trimestre para planificar una actuación en su hogar o buscar inspiración y el 20% lo ha hecho para la búsqueda y contratación de un profesional; en el lado opuesto, sólo el 43% de los profesionales dispone de página web propia para su negocio.

“Aunque se van dando pasos hacia una mayor presencia digital de los profesionales de la reforma, aún queda mucho para conseguir liderar la transformación digital del sector. En este sentido, el escenario de cambios sociales y económicos que nos ha dejado la pandemia y el auge de las herramientas digitales en todos los aspectos, es una gran oportunidad para un sector con vocación de convertirse en uno de los líderes de la transformación económica”, concluye Alonso de Armas.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn