PANTER SPORTY
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Ahora es el momento, si uno quiere saber dónde está o mejor dicho, dónde va, cuál va a ser y si tiene claro eso, el objetivo. pero no solo el económico, las cifras de ventas que va a conseguir. más allá de números y cifras, hay muchas letras y palabras. Un nuevo artículo de nuestro colaborador, el Comercial Errante.

Cuando nos hemos dado cuenta estamos en la última semana de enero y en la vorágine del trabajo. El año ya lo hemos cerrado y ahora que recuerdo lo frenéticas que son las últimas del anterior, me viene a la cabeza lo que todo el mundo tenía pendiente. Siempre es lo mismo, las empresas preguntan, cuál será el objetivo, el budget, el presupuesto, para el 2021. Lo que quizás no nos hemos dado cuenta todavía, es que este nuevo año no deja de ser una continuación del 2020, que va a tener veinticuatro meses, como alguien me dijo tiempo atrás.

Han pasado los trimestres, esos donde toca revisar, retocar y reformular los objetivos. Nos hemos quedado sin la campaña del día del Padre, Semana Santa, la de la Madre, aunque ha habido gente que en la primera que se perdió, se puso las pilas y consiguió remontar volviéndose multicanal. Y esto último ha venido para quedarse. Cuántas veces se ha discutido, que si sí, que si no, web, tienda online... pues ha quedado suficientemente claro.

Hemos trabajado desde casa, cientos, miles y millones de personas, aunque no todos los trabajos son posibles, pero aquellos que parecían imposibles, han sido más que factibles. Toca organizarse bien, no es cuestión de enviar correos electrónicos a las 11 de la noche. O entrar un pedido en el enésimo sistema de una de tus representadas, sentado en el sofá.

Ahora es el momento, si uno quiere saber dónde está o mejor dicho, dónde va, cuál va a ser y si tiene claro eso, el objetivo. Pero no solo el económico, las cifras de ventas que va a conseguir. Más allá de números y cifras, hay muchas letras y palabras. Algunas de ellas son las que quiero explicar aquí.

La "A" de actividad. Un año largo, muy largo, complicado, donde pasamos de vernos a diario, a tener que conformarnos con llamadas, mensajes de texto, videoconferencias, ... sin actividad no hay negocio y sin el, para qué las visitas.

La "E" de eficiencia. Tendremos que seguir unos meses, tal vez todo un semestre, trabajando desde casa. El teletrabajo ha venido para quedarse y tal vez, eso nos haga ser más eficientes. Alguien ha pensado todos estos meses las horas de espera que hemos perdido antes, las de desplazamiento, si lo contamos como trabajo, el que se ha perdido ya no lo recuperaremos.

La "I" de ilusión. Volver a vernos, frente a frente, estrecharnos las manos, un abrazo de por fin, algún que otro beso cómplice de aquí estamos de nuevo. En este trabajo, si pierdes la ilusión, lo perdiste todo.
La "O" de optimismo. Un agente comercial sin optimismo es, sin lugar a duda, un mal vendedor. Lo es para levantarte cada día, para afrontar esos marrones que de seguro saldrán, para acometer la montaña de tareas que le tocan a uno si quiere estar al día y no sumar nuevas a las que ya tenías.

Y la "S" de salud. Probablemente la palabra más utilizada el 2020. Muchos y muchas han quedado en el camino, clientes, familiares, amigos, compañeros, ellas y ellos la perdieron, a los que acometemos el reto de superar un año más, nos toca llegar al objetivo.

Y tú, ya sabes, ¿cuál es tu objetivo?

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn