PANTER ECO
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
SURUS WEB
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El sector estrenó el 2021 con un +25% en el número de transacciones de ecommerce. Los últimos meses de 2020 han tenido un comportamiento relativamente bueno, que ha compensado parcialmente la gran caída de ventas experimentada en la fase inicial de la pandemia.

Tras unos años de crecimiento, la crisis provocada por el coronavirus ha afectado notablemente al sector del material eléctrico. En concreto, la variación de las ventas en el mercado nacional del sector se ha cerrado en un -12,44% para 2020. Cabe destacar que los últimos meses de 2020 han tenido un comportamiento relativamente bueno, que ha compensado parcialmente la gran caída de ventas experimentada en la fase inicial de la pandemia.

“Estamos atravesando un momento de gran incertidumbre y es difícil hacer previsiones para 2021”, explican desde la Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico (AFME). Sin embargo, a pesar de que los primeros meses del año se presentan complicados, la Junta Directiva de AFME confiaba que el año pudiera acabar con un crecimiento de un dígito alto. Este crecimiento no permitirá recuperar los niveles de ventas de 2019, pero servirá para retomar la tendencia positiva de los años anteriores a la presente crisis.

La caída sufrida en 2020 nos lleva a niveles de finales de 2017 y “volvemos a estar por debajo de la mitad de la cifra de ventas obtenida en 2007”.

LA ACTIVIDAD E-COMMERCE ESTRENA EL 2021 CON BUENA NOTA
Según ADIME (Asociación de distribuidores de Material Eléctrico), el sector estrenó el 2021 con un +25% en el número de transacciones respecto a los datos de la semana precedente. “Si cerrábamos la última semana del 2020 con 4.467, estrenamos el año con un total de 5.585 operaciones dentro de la plataforma B2B”.

“La actividad de la plataforma sigue creciendo, y todavía de forma más significativa, es su evolución, si la comparamos con el nivel de actividades comerciales de la misma semana del 2020. Entonces fueron 1.961 operaciones, lo cual traslada un elevado incremento, todavía más relevante si cabe. Recordando como ya dijimos que la plataforma B2B cerraba el año 2020 vs el 2019 en un -5,06%. Dato, aunque negativo, bastante más positivo que las previsiones más optimistas al inicio de la pandemia. Inauguramos del 2021, con prudencia porque solo llevamos una semana, pero con optimismo por la consolidación y crecimiento de la plataforma y por la apuesta clara de cada vez más agentes participantes”.

“Lo digital forma parte indiscutible de nuestras vidas, y nuestros negocios no se podrán entender sin una apuesta clara por la innovación constante. Seamos capaces de aprovechar la fortaleza que nos ofrecen herramientas como Plataforma Electronet para crecer y consolidar nuestro mercado”, explican desde ADIME.

“Desde ADIME seguimos apostando por iniciativas en favor del trabajo conjunto de toda la cadena de valor del Sector del Material Eléctrico que nos permitan ganar resiliencia para nuestras organizaciones y enfrentarnos a los nuevos retos. Posicionándonos con garantías de seguridad, trabajando atributos desde la confianza y adaptabilidad constante, superaremos esta pandemia más fuertes y consistentes”.

Estos datos son proporcionados por la Plataforma Electronet e-Commerce, una Plataforma B2B de comercio electrónico entre Distribuidores y Fabricantes de Material Eléctrico, y que gestionan las dos entidades de referencia en España, ADIME y AFME.

CONCLUSIONES DE LA 5ª ENCUESTA DE ADIME A SUS ASOCIADOS
“En esta quinta encuesta en tiempos de pandemia, analizamos los resultados destacados por los socios intentando medir el alcance e impactos del Covid-19 en nuestras organizaciones. Una foto de la Distribución, realizada entre los días 1 y 4 de diciembre, con un total de 43 socios participantes online, lo que representa el 62% de los socios de ADIME (Asociación de distribuidores de Material Eléctrico)”, explican desde la asociación respecto a las conclusiones de la 5ª encuesta a sus asociados.

Desde el punto de vista de la actividad comercial, preguntados por la variación de ventas de este pasado mes de noviembre contra el mismo mes del 2019, la media se sitúa en el -8,38%. “Un dato similar, es el de la media de ventas acumuladas hasta el mes de noviembre, que, si lo comparamos con el mismo periodo del año anterior, se sitúa en torno al -9,5%, un similar -10% en que, de media, los asociados de ADIME, que han contestado a este cuestionario, estiman que cerraran este año 2020 respecto al 2019”, señalan desde ADIME.

“Si analizamos más en detalle a futuro, vemos que la estimación de ventas en % para 2021 vs 2020, es de +10% para el 34,9% de los encuestados, el 9% cree que será muy similar al actual 2020, casi el 40% estima un crecimiento positivo dentro de la horquilla del 1 al 10% mientras que, algo más del 16% prevé un crecimiento negativo para el próximo 2021”.

Si bien la digitalización ha venido para quedarse y sabemos que no siempre es fácil, lo demuestra su actividad a lo largo de este periodo de pandemia, en el que la actividad comercial se ha mantenido de manera presencial en más del 70% de los encuestados. La digitalización, no obstante, avanza y avanzará aún más en los próximos meses y será elemento clave y decisivo en la supervivencia de todas las organizaciones. En el sector de la distribución, muchas de sus áreas ya están realizando esta transformación, pero, sin duda todavía queda mucho recorrido.
En el bloque puro de finanzas, a la pregunta sobre el porcentaje de impagos o aplazamientos a los que los distribuidores se encuentran sometidos, este se sitúa alrededor del 4%, algo más elevado que en anteriores cuestionarios realizados en estos meses de pandemia.

Sobre la opinión que expresa el asociado acerca del periodo de prórroga asumible para la devolución de los créditos ICO, las respuestas resultan muy dispares, si bien la media en la muestra, se sitúa en torno a los 3 años.

Totalmente contundente es la respuesta, el 90% de los participantes, los que indican que se mantiene la reducción de clasificación a los clientes por parte de las compañías aseguradoras de caución y crédito.

Si analizamos el ámbito laboral, en concreto sobre la cantidad de la plantilla afectada en estos momentos por los ERTEs, se observa que el 74,4% de esta muestra, no tiene personal afectado dentro de este plan. Este porcentaje, como otros muchos datos que se pueden extrapolar de este estudio, deben ser tomados con absoluta precaución pues recordemos que, la muestra representa al 62% de los socios de ADIME.

Casi un 30% es el porcentaje de las plantillas que pueden seguir las indicaciones sanitarias de teletrabajo. Este hábito laboral, que ha venido acelerado también por la pandemia, muestra un comportamiento muy dispar en algunas organizaciones entendiendo que varía en función del tamaño y estrategia de recursos de cada negocio.

En cuanto al gran hándicap y nueva necesidad de supervivencia para cualquier empresa, la transformación digital, preguntamos a nuestros asociados en qué áreas o departamentos han activado nuevas herramientas de desarrollo digital. Esto es más que lógico y, así lo indica más del 95% de los encuestados que aseguran haber activado herramientas digitales, como mínimo, en un área de su empresa. Si entre los nuevos procesos de desarrollo digital, aparecen los habituales como logística, administración o compras, según la lógica de procesos que cada vez más nos aporta la tecnología, el más destacado y recurrente es, no obstante, el área comercial, donde está claramente una apuesta de futuro para mantener y crecer en esta nueva realidad.

Preguntaron, en último lugar, sobre cuáles son las principales necesidades digitales que nuestros asociados tienen abiertas en estos momentos, y aquí destacan todos los procesos de ERP así como el impulso al e-Commerce.

Las conclusiones son interesantes y aportan cierta luz sobre las realidades que está marcando esta pandemia en las organizaciones y sin duda, ayudarán a conocer un poco mejor como está viviendo esta situación nuestro sector. Aunque a riesgo de pesadez, desde ADIME insisten que, cuanta más participación más realidad y certeza podremos extrapolar, por consiguiente, mejores decisiones podremos tomar todos.

“Finalizado este análisis, queremos agradecer desde ADIME el tiempo y dedicación de los socios participantes, recordando que este estudio solo representa al 62% del grueso de asociados de ADIME que a su vez representan al 80% de la distribución de material eléctrico de nuestro país”, apuntan.

En un mundo globalizado y ahora, aún más sensible a los cambios de tendencia, a una velocidad sin pronóstico tan solo un año atrás, “nos encontramos con un panorama que nos obliga a estar conectados, si o si y, a cambiar dinámicas ancladas que antes nos resultaban eficientes, pero que ahora simplemente ya no son útiles”.

EL MERCADO DE LA ILUMINACIÓN DE EMERGENCIA CRECERÁ UN 7,22 % HASTA 2024
El crecimiento se sustenta en tres pilares fundamentales, según recoge un estudio elaborado por la agencia de investigación Mordor Intelligence. En este contexto, Eaton destaca que es el momento de reformular la iluminación de emergencia para potenciar la evacuación inteligente y adaptativa. El sector de la iluminación de emergencia crecerá un 7,22 % en los próximos cuatro años. Así lo refleja el estudio 'Global emergency lighting market' que ha elaborado la agencia de investigación Mordor Intelligence. El informe achaca este crecimiento a tres motivos fundamentales: la alta demanda, las normativas gubernamentales y el desarrollo de regulaciones más estrictas a nivel industrial.

En este sentido, el estudio expone que la alta demanda tanto a nivel industrial como residencial va a ser uno de los pilares fundamentales sobre los que se asiente el crecimiento del mercado de la iluminación de emergencia. En segundo lugar, las legislaciones gubernamentales, que ponen el foco en los sistemas de seguridad y contra incendios en inmuebles de pública concurrencia. Por último, señala el informe, las nuevas normativas que se desarrollan en los diferentes estados relativas a la seguridad industrial representan otro motivo para el optimismo del sector.

A estos factores se unen la sostenibilidad y la mejora de la eficiencia energética como alicientes que respaldan un cambio en la iluminación de emergencia de aquellos inmuebles que hayan quedado obsoletos en este ámbito.

En esta línea, Eaton, como empresa referente en la gestión de la energía, subraya que es el momento de "reformular la idea de seguridad y ligar esta iluminación con la evacuación inteligente y adaptativa". "En resumen, ahora es cuando hay que invertir en tecnología que vaya un paso más allá de las regulaciones, y la eficiencia puede ser un factor determinante", señalan desde la compañía.

"Para lograr este objetivo -continúan desde Eaton-, es fundamental que la iluminación reduzca su consumo a través de la tecnología led. Se deben sustituir las luminarias incandescentes tradicionales por fluorescentes y bombillas con tecnología led, pero también la iluminación de emergencia”, señalan.

"Con esta tendencia en la inversión en sistemas de iluminación de emergencia en aumento, y si los encargados de las estrategias e implantación de seguridad física toman la iniciativa, cuando regresemos a lo que conocemos como 'vida normal'estaremos más preparados que nunca", afirma José Antonio Afonso, responsable del segmento Commercial Building en Eaton Iberia.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn