PANTER ECO
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El Comité de Ferretería y Bricolaje de AECOC aprobó, en su última reunión, el nombramiento del director general de Coferdroza, Jaime Mendoza, como nuevo presidente. Mendoza ha concedido esta entrevista a CANAL FERRETERO antes del Congreso de AECOC, que se celebrará el próximo martes 21 de septiembre en Madrid, para dar a conocer como se encuentra el mercado en la actualidad, la distribución,… y que nos vamos a encontrar este año, en la gran cita del sector.

¿Con qué objetivos afronta este nuevo cargo?
Es un reto que asumo con responsabilidad y satisfacción. Haber sido nombrado como presidente del Comité de Ferretería de AECOC es una alegría y a la vez un compromiso que adquiero para cumplir las expectativas.

AECOC es un actor reconocido desde hace años por su buena labor de integración y comunicación entre distribuidores y fabricantes que nos permite identificar retos y soluciones comunes para todos los operadores del sector. Es importante mantener esta línea de actuación y estar abiertos a nuevas ideas y proyectos con capacidad de implicar a todos los integrantes del comité e impactar en todos los eslabones que forman parte del sector.

¿Qué demanda el mercado en la actualidad? (tipos de productos, servicios, omnicanalidad,...).
La pandemia ha hecho que todos pasemos mucho más tiempo en casa. Nuestro hogar ahora es también el lugar en el trabajamos, en el que cocinamos y en el que pasamos buena parte de nuestro tiempo de ocio.

Este es un cambio muy relevante para nuestro sector, ya que ha cambiado los hábitos de compra de los consumidores, que se han lanzado a hacer pequeñas reformas y mejoras en sus hogares para adaptarlos a sus nuevas necesidades y hacerlos más confortables.

Además, la pandemia ha acelerado las ventas por canales no presenciales, lo que ha acelerado enormemente el proceso de digitalización de la ferretería y el bricolaje. Debemos reconocer el mérito de todos los operadores en este ámbito, no solo porque estamos ante un sector que aún tenía un funcionamiento algo tradicional, sino porque la prescripción profesional es muy importante en la venta de nuestros productos. Los profesionales han sabido trasladar buena parte de esta atención personalizada y de la experiencia de compra física no solo al canal online, sino también a otras formas de venta telemática, como la telefónica.

¿En qué situación se encuentra la distribución?
El sector está superando la crisis sanitaria con cifras de venta récord, pero existen varias preocupaciones que dejan interrogantes de cara al futuro inmediato, como la falta de abastecimiento de ciertos productos o el incremento de costes. De todas maneras, la pandemia ha demostrado la capacidad de resiliencia del sector, por lo que no tengo dudas de que también podremos superar estos retos.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta el sector a corto plazo?
Es un momento de incertidumbre. Como decía, la recuperación ha ido acompañada de situaciones no previstas, como los problemas de abastecimiento o la inflación que vivimos. Es difícil hacer previsiones de escenarios futuros, pero sí es cierto que será importante que el sector sea capaz de diferenciar aquellas tendencias de consumo que han sido circunstanciales y ocasionadas por la excepcionalidad de la pandemia de las que acabarán siendo estructurales y sí marcarán nuestro futuro.

A su juicio, ¿cuáles son las principales debilidades y fortalezas del mercado español de ferretería y bricolaje?
En el contexto actual, las debilidades tienen más que ver con externalidades que pueden afectar tanto a este sector como a otros muchos. En AECOC trabajamos para que todas las partes de la cadena de valor de la ferretería y del bricolaje sean capaces de encontrar soluciones conjuntas para superar estos retos. Del mismo modo, el sector también debe entender que la digitalización no era una obligación para sobrevivir durante la pandemia, sino que es una exigencia para ser competitivos. Debemos seguir evolucionando en este camino para ser más eficientes y responder a las necesidades de los consumidores.

En el lado de las fortalezas podríamos hacer un gran listado, pero lo vivido en el último año nos obliga a destacar la capacidad de resiliencia de todo el sector. No es la primera vez que los operadores de la ferretería y el bricolaje demuestran que, en situaciones de recesión, son capaces de adaptarse y ofrecer soluciones a los consumidores.

¿Qué se podrá encontrar en el 23º CONGRESO AECOC DE FERRETERÍA Y BRICOLAJE ‘Nuevo escenario, nuevos retos’ celebrado recientemente?
Tras una crisis como la que hemos vivido es necesario detenerse un instante y ver dónde estamos. Y eso es precisamente lo que vamos a ofrecer en el próximo congreso: un espacio de reflexión en el que ver qué es lo que ha sucedido en los últimos 18 meses, que escenarios se nos presentan para el futuro inmediato y qué estrategias están siendo más exitosas desde el punto de vista del marketing y de las ventas para ser competitivos.

Pero más allá de los contenidos, lo más importante del congreso de este año es que podemos volver a encontrarnos. Después de adaptar el evento del año pasado al formato online, ha llegado el momento de volver a reunir a los actores del sector y ofrecer los espacios de conversión y relaciones que solo pueden ofrecer los eventos físicos. Eso sí, siguiendo siempre las medidas sanitarias correspondientes.

¿Cómo se va a adaptar el Congreso a la pandemia?
Solo hemos planteado la celebración presencial del congreso cuando la situación de la pandemia lo ha permitido. Aun así, contamos con un protocolo de actuación que estará a disposición de todos los asistentes y que indica las condiciones con las que podremos llevar a cabo un evento seguro, como el uso obligatorio de la mascarilla, la distancia de seguridad entre asistentes o la puesta a disposición de los asistentes de elementos de limpieza y desinfección. El protocolo trata, en cualquier caso, que estas medidas condicionen lo menos posible la experiencia del congresista.

¿Cuántas personas tienen previstas que asistan?
Esperamos contar con más de 380 congresistas, con una representación equilibrada entre fabricantes y distribuidores. El ritmo de inscripción nos hace pensar que cumpliremos con este objetivo. Desde el momento de anunciar la celebración del congreso hemos sentido las ganas del sector de volver a encontrarse y compartir experiencias, y así se está reflejando en las inscripciones.

¿Qué temas consideráis estrictamente esenciales tratar para el futuro del sector?
Creo que el programa del congreso hace una buena radiografía de qué temas son esenciales para entender en qué momento está el sector y hacia dónde nos encaminamos.

Además de solucionar los retos sectoriales y de entorno económico global, para el futuro necesitaremos entender cuál es el comportamiento del consumidor, pensar en cómo hacer de nuestras tiendas un punto de atracción en las que, además de vender, seamos capaces de comunicar. Todo ello, manteniendo la evolución lograda en digitalización durante estos últimos 18 meses para ofrecer a los clientes una experiencia omnicanal y diferentes vías de comunicación con los profesionales. Tenemos por delante un futuro lleno de retos, pero que también abre muchísimas oportunidades.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn