PANTER VIBATECH WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
BOSCH
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

A pesar del estallido de la guerra en Ucrania, el encarecimiento de la energía o la reciente huelga de transportes, el sector de la ferretería y el bricolaje experimenta un buen momento, algo que podrá mantenerse si se aprovechan oportunidades como los fondos Next Generation.

El Foro de Invierno de AFEB, que se celebró el 22 de marzo en Madrid, contó con la asistencia de unas 170 personas y comenzó con el saludo de Joaquín García, presidente de la asociación, quien repasó los últimos acontecimientos como las huelgas de transporte, el aumento de los costes energéticos o la invasión de Ucrania, factores que conforman “un mapa macroeconómico con complejidad e incertidumbre”.

Además, el presidente de AFEB destacó la importancia de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) en las empresas del sector que “han venido para quedarse, porque las nuevas generaciones los están exigiendo”, y aseguró que la aplicación de una perspectiva sostenible “no está aparcada, habrá lentitud en su aplicación, pero, así como la pandemia aceleró la digitalización en las empresas, es un buen momento para pensar que los ODS han llegado para quedarse”, concluyó.

Más tarde, Marta Omedes, secretaria y gerente de AFEB llevó a cabo un repaso de la memoria de actividades de la asociación durante 2021 y anunció la unión de 16 nuevos socios, cuya incorporación se oficializó al terminar la asamblea, con la aprobación de los presentes.

Entre las actividades de AFEB durante 2021, Omedes recordó la vocación en hacer de lobby con ejemplos como la crisis de los fletes y contenedores: “Algunos distribuidores impusieron sanciones a los fabricantes que entregaban con retraso por las roturas de stock y AFEB recomendó no aceptar imposiciones, muchos distribuidores fueron sensibles y no se impusieron penalizaciones”, explicó la secretaria de la asociación. Otras actividades fueron los grupos de trabajo, en los que participaron 198 directivos para tratar temas como la dirección general y financiera, la logística o la dirección comercial. Omedes también destacó la creación del Club Export, que ya cuenta con 19 miembros, entre los que se encuentran Arco e Inofix.

El futuro del sector: los fondos Next Generation y la guerra en Ucrania

Las ponencias que tuvieron lugar durante el foro giraron en torno a dos ejes: los fondos Next Generation y las ayudas económicas estos que ofrecen a la industria de la ferretería y el bricolaje, y el futuro del sector después de sucesos como la irrupción de la pandemia o la reciente guerra en Ucrania.

Sobre los fondos Next Generation, Antonio Jiménez, director general de ARSI, se centró en la rehabilitación de edificios para alcanzar la eficiencia energética, uno de los objetivos que imponen los fondos europeos. “Más de 60.000 millones de euros de los fondos van dirigidos al mundo de la rehabilitación, y más del 50% de los edificios que tenemos tienen más de 40 años de antigüedad. El 82% de los certificados energéticos tienen una calificación inferior a la D. Proponemos la creación de una calificación que contemple los 3 ejes de Europa: la digitalización, la eficiencia energética y la reducción de la huella de carbono”, explicó Jiménez.

Por su parte, Carlos del Piñal, director de Gardena y responsable de Conocimiento del Sector en AFEB, trató el futuro del sector. A pesar de el encarecimiento de los costes en transporte y mercancías, el aumento del precio de contenedores y aluminio, la inflación o el desempleo, entre otros muchos males que afectan a la situación económica actual de España, Piñal aseguró que “somos uno de los sectores más favorecidos por la pandemia, las perspectivas son estables pese a la incertidumbre”.

Es más, el sector de la ferretería y el bricolaje está experimentando cambios y crecimientos, Piñal recordó el ejemplo de El Sabio: “Se lanzó hace un año y ya ha abierto 20 tiendas”.  
Por último, el director de Gardena analizó los resultados de la encuesta de situación que se hizo ese mismo día, durante la celebración del foro, a los asociados que asistieron. Algunos de los resultados más llamativos fueron las previsiones sobre la guerra en Ucrania: el 71% de los asociados prevé que sus ventas disminuirán con el estallido del conflicto. Por suerte, un 60% de los encuestados aseguró no haber paralizado ninguna línea de producción de sus fábricas, ya fuese por el elevado precio de la electricidad o por la falta de materias primas, y un 73% de los asociados prevén o el aumento de sus ventas durante este año, o mantenerlas en los niveles del año pasado.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn