PANTER VIBATECH WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Suelos de resina o de madera laminada, alicatar el frente húmedo o sustituir los grifos son opciones eficientes y económicas.

Atendiendo a las circunstancias actuales, con el coste de la vida en aumento, la subida del precio de la energía y la inflación, a veces resulta difícil emprender una reforma integral en nuestra vivienda. Conscientes de ello, los expertos de habitissimo ofrece trucos para cambiar el aspecto de la cocina por menos de mil euros gracias a detalles que, si se eligen de forma correcta, pueden llegar a ser muy eficientes y económicos.

En primer lugar, el suelo puede cambiarse con uno de resina para darle otro aire al entorno. Sobre este material impermeable y antideslizante, señalan que tiene una capacidad autonivelante y un espesor muy fino, lo que hace que su colocación sea sencilla, “que no suele durar más de tres días”, indican. Además, es fácil de limpiar, pues no tiene juntas y no se acumula la suciedad tan fácilmente y su precio, para una cocina de unos 9 m², suele rondar los 400 euros.

Otra opción para el suelo es la madera laminada, una alternativa mucho más resistente al agua que la natural, que además es bastante más económica. En el caso de una cocina de unos 9 m², su instalación estaría en torno a los 360 euros.

Otra sugerencia para darle un cambio sustancial a nuestra cocina, sobre todo si se trata de un espacio que lleva años sin mejoras, es alicatar el frente. De esta forma, una cocina vieja puede conseguir actualizarse sin necesidad de alicatarla por completo, pues solo habría que hacer la parte del frente húmedo, donde se coloca la pila”, aseguran los expertos. En este caso, el azulejo cerámico es la opción más económica.

También, aconsejan prestar atención a los grifos y si estos están desmejorados por la cal, señal propia del paso del tiempo, lo mejor es sustituirlos por unos nuevos. En este caso, si elegimos un modelo con dispositivo de ahorro de agua, mejor aún, ya que “este tipo de grifo no solo contribuye a mejorar el estado de la cocina, sino que ayuda a disminuir nuestro consumo y, por ende, nuestro gasto mensual”. Otra opción para los que utilizan menaje grande es el grifo de manguera, que puede costar unos 210 euros y que nos da mayor rango de acción a la hora de abarcar este menaje. Si además decidimos cambiar el fregadero por uno más moderno, el conjunto constaría alrededor de 450 euros. “Actualizar el grifo y el fregadero puede cambiar de forma considerable el aspecto de la cocina sin necesidad de una inversión considerable”.

Por último, los expertos consideran que la pintura es una gran aliada para transformar nuestra cocina. Tanto pintar las paredes como las puertas, e incluso los azulejos, puede ser una alternativa. Sobre esto, subrayan que “lo importante es evaluar cada caso y escoger la pintura indicada según las necesidades”. Los esmaltes para muebles, por ejemplo, se pueden aplicar sobre madera, incluso madera maciza y aglomerados.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn