PANTER VIBATECH WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
BOSCH
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La pandemia ha tenido consecuencias dispares en el sector: por un lado, una caída en las ventas sin precedentes en 2019. Por otro, un incremento en la pintura para decoración gracias al auge del DIY durante el confinamiento.

Para el mercado de pinturas y barnices de nuestro país, la crisis sanitaria supuso un golpe sin precedentes: en 2020, retrocedió por primera vez en siete años con una caída de los ingresos del 7% en el conjunto del sector. El estudio realizado por el Observatorio Sectorial DBK de Informa muestra que el crecimiento fue bajo, cifrado únicamente en el 0,7%, lo que supone casi un punto menos que el año anterior. La cifra total del valor de mercado fue de 1.564 millones de euros.

No todo fueron malas noticias, por un lado, las exportaciones e importaciones continuaron creciendo durante 2019, alcanzando los 663 millones y los 585 millones de euros, respectivamente. Y, aunque el análisis de mercado apuntara a una caída del volumen en el negocio para 2020 como consecuencia del COVID-19, que se cumplió con una caída del 5%, lo cierto es que el 2021 se cerró con resultados mucho mejores. El sector de barnices y pinturas ha alcanzado los niveles de venta prepandemia con un incremento próximo al 5%, y desde DBK Informa prevén que el resultado sea superado cuando haya terminado el 2022.

Buenos resultados en las pinturas para decoración y construcción

Tras la caída del 5% registrada en 2020 como consecuencia de la crisis sanitaria, el valor del mercado de pinturas y barnices cerró el ejercicio de 2021 con un incremento próximo también al 5%, hasta situarse alrededor de los 1.600 millones de euros. Esta cifra se sitúa ya muy cerca del nivel prepandemia, que previsiblemente se superará en el cierre de 2022. 

Las ventas de pinturas para decoración y construcción se están viendo favorecidas por el buen comportamiento de la demanda en los segmentos de obra nueva residencial y reformas. En cuanto al mercado de pinturas para la industria, cabe señalar la amenaza que supone la desfavorable evolución de algunos de los principales sectores clientes. 

Para comprender el comportamiento del mercado durante el 2020 hay que tener en cuenta el condicionamiento directo de la pandemia: la cuarentena favoreció las ventas de pinturas para decoración y construcción gracias al aumento de la demanda procedente de los hogares durante los meses de confinamiento y el consecuente auge de las actividades de bricolaje entre los usuarios y, mientras tanto, la pintura para la industria cayó notablemente porque los sectores clientes se vieron afectados con la declaración del estado de alarma, las restricciones aplicadas y los efectos de lo anterior en la actividad económica.

Así, el valor del mercado de pinturas para decoración y construcción se incrementó en un 4,7% alcanzando los 695 millones de euros y las ventas de pintura para la industria cayeron un 12,5% con el ingreso total de 832 millones de euros.

Respecto a los intercambios comerciales con el exterior, en 2020 las exportaciones descendieron a 597 millones de euros, lo que supone un 10,4% menos. Las importaciones, por su parte, decrecieron un 9,3%, hasta los 537 millones. No obstante, según los datos provisionales para el cierre de 2021, el valor total del mercado se situó en torno a los 1.600 millones de euros, cifra en torno a un 5% superior a la del año anterior. Con esto, el sector recuperó prácticamente todo el terreno perdido a raíz de las medidas adoptadas para evitar la expansión del virus. 

El sector de pinturas y barnices estaba compuesto en enero de 2020 por 384 empresas con asalariados, una menos que en la misma fecha del año anterior. Se prolongó, de esta forma, la tendencia descendente en el número de empresas. Así, el cese de actividad de empresas y las operaciones de compra y absorción efectuadas en los últimos años han impulsado la tendencia de aumento del grado de concentración. En los últimos veinte años han desaparecido más de la tercera parte de las empresas. Los diez primeros operadores alcanzaron en 2020 una cuota de mercado conjunta del 46%.

Cabe destacar que en nuestro país hay una tendencia de concentración sectorial, dándose operaciones de compra y absorción de empresas por algunos de los principales grupos y el parón en la actividad de las PYMES. En total, más de 400 empresas españolas forman parte del mercado de pinturas y barnices y el 80% están asociadas a ASEFAPI, Asociación Española de Fabricantes de pinturas y Tintas de Imprimir.

ASEFAPI alerta sobre la falta de materias primas
La Asociación Española de Fabricantes de Pinturas y Tintas de Imprimir (ASEFAPI) ha observado que, desde finales de 2020, y a lo largo de 2021 los principales fabricantes de pinturas, recubrimientos, barnices y tintas de imprimir se han visto sometidos a una presión sin precedentes sobre sus materias primas, un problema que se ha visto agravado con la guerra en Ucrania, cuando parecía que el efecto del COVID empezaba a anunciar un aplazamiento de la tormenta.

Por todo lo anterior, se ha retomado una aceleración y una generalización de las tendencias al alza de los costes de producción de la industria y se están produciendo nuevas dificultades de abastecimiento en determinados materiales estratégicos. El transporte de mercancías, el coste del combustible y la disponibilidad de los transportistas están sometidos a una fuerte presión alcista, ante lo que el sector ha tenido que activar planes de emergencia para seguir entregando a todos los clientes dentro de las posibilidades.

Todas las materias primas utilizadas en la fabricación están experimentando un fuerte aumento de precio de sustancias de la química mineral, utilizadas principalmente como pigmentos, y de sustancias de la química orgánica, de origen petrolífero o biológico, producidas a partir de industrias altamente electrointensivas. La situación del dióxido de titanio es especialmente delicada, así como las resinas alquídicas, los isocianatos, los epoxis, ciertas resinas acrílicas y ciertos disolventes (MEK, MIBK) están especialmente sometidos a presión. Además del incremento en los precios, muchas empresas sufren dificultades de suministro para el dióxido de titanio, la nitrocelulosa, el etanol, el acetato de etilo, el polifosfato de amonio, las emulsiones acrílicas, los éteres de celulosa, las resinas alquídicas, el uretano, los endurecedores de PU, la sílice pirógena, el talco, la barita, etc.

El coste de los envases no ha escapado a esta situación: tanto para los envases de plástico como para los de metal. El coste de los palés de madera sigue alcanzando niveles históricos.

A todo lo anterior, se suma el coste de la energía, el salarial y el de la nueva legislación que se está aprobando en Europa y en España y que significa nuevos costes y dificultades. Hasta ahora, los fabricantes han asumido el choque proponiendo, a veces con dificultad, aumentos de precios controlados y muy por debajo de los datos de inflación como muestran los datos del INE de productos industriales, advierten desde ASEFAPI.

Sostenibilidad: la necesidad de la etiqueta Ecolabel

La concienciación con el medioambiente de los usuarios está cambiando la demanda del sector de pinturas y barnices. Los consumidores requieren cada vez más información sobre el impacto en el entorno que tienen los productos que adquieren, y en el caso de las pinturas, la Etiqueta Ecolabel o Ecológica de la Unión Europea se está convirtiendo en algo imprescindible. El sello sirve para informar al cliente de la sostenibilidad de los productos y, a la vez, asegura el cumplimiento de su funcionabilidad y durabilidad.

La certificación eco está disponible para pinturas y barnices tanto de exterior como de interior, y sirve para analizar las sustancias dañinas y el cumplimiento de las prestaciones requeridas en cada aplicación, lo que supone un avance respecto a los productos fabricados de forma tradicional. Las empresas del sector que solicitan la etiqueta deben elaborar un informe de ensayos para generar un informe técnico que garantice las bajas emisiones desde el momento de la fabricación del producto. Cada Estado Miembro de la Unión Europea dispone de oficinas donde presentar la documentación, y en el caso de España esta función está delegada a las comunidades autónomas.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn