PANTER BIOBACTER web abril 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

En nuestro país entran muchas escaleras portátiles y taburetes gracias al marcado irregular de la normativa, lo que se convierte en un importante problema para la salud y seguridad de los usuarios y profesionales. Nuestros fabricantes continúan en la misión de hacer llegar al usuario final los productos con la mayor garantía posible de calidad y seguridad.

La calidad de la gran mayoría de escaleras comercializadas en España, tanto las fabricadas en nuestro país como las marcas líderes distribuidas por empresas importadoras, es indudable.  A diferencia de lo que ocurre en otras familias de producto relacionadas con la ferretería, el bricolaje y el suministro industrial, la entrada de producto oriental en el sector de escaleras domésticas es cada vez más escasa y complicada, dadas las características de seguridad y el cumplimiento de las normativas europeas, sobre todo gracias a la labor de entidades como la Asociación Española de Fabricantes de Escaleras Portátiles, Afespo, ya que cada vez se es más riguroso con el cumplimiento de unas normas.
No obstante, la mentalización del cliente final hacia la compra de una escalera que le ofrezca todas las garantías sigue siendo lenta en algunos casos, ya que el precio, dentro de unas garantías de calidad, sigue pesando mucho a la hora de la compra.
 
Compromiso con la normativa
Afespo, la asociación española de fabricantes de escaleras portátiles, estrenó recientemente sede y estatutos. Ubicada ahora en Valencia, la asociación comenzó una nueva etapa que se caracteriza por un mayor compromiso de los socios en el cumplimiento de las normas europeas, así como en las labores de difusión e información al sector, con el fin de que se una a esta buena práctica.
El objetivo de Afespo, por otra parte, continúa siendo el mismo: luchar por la implantación y el cumplimiento de las normas europeas en la fabricación, distribución y uso de las escaleras. Desde la asociación señalan que no se trata de denunciar los incumplimiento, sino de "informar a la opinión pública de las malas prácticas y los peligros de la utilización de una escalera sin la homologación correspondiente".
Otro de los objetivos de la asociación consiste en conseguir la certificación propia de Afespo, mediante acuerdos con laboratorios acreditados por el ENAC (Entidad Nacional de Acreditación), que trabajen en las inspecciones, ensayos y controles. Por otra parte, Afespo es socio fundador de la Federación Europea de Escaleras -ELF-, que reúne a los países más importantes de Europa y con la que comparte los mismos objetivos.
Afespo representa el 80 % de la producción nacional de escaleras.
 
Marcado irregular 
Actualmente, la principal problemática del mercado de escaleras y taburetes es el marcado irregular de las normas europeas de seguridad del producto.
Se trata de productos importados, especialmente de Portugal, Turquía y China que, aún estando marcados como UNE EN 131 (escaleras) y UNE EN 14183 (taburetes), incumplen estar normas de forma flagrante y deliberada, con el único objetivo de abaratar su coste y llegar al mercado con precios de venta altamente competitivos, lo que supone un grave riesgo para la seguridad y salud de consumidores y trabajadores.
Afespo, miembro a su vez de la Federación Europea de Escaleras (ELF), está firmemente comprometida en la lucha para conseguir escaleras y taburetes cada vez más seguros, resistentes y duraderos, y por ello, a traés de la colaboración de la Asociación con el laboratorio AIDIMA, se realizan ensayos periódicos sobre escaleras y taburetes, que se sospechan dolosos.
Llama la atención que en los últimos meses se han detectado varios casos de productos fraudulentos, el 100 por cien de los ensayados, marcados irregularmente, que han sido puestos en conocimiento de las autoridades competentes.
Sin embargo, la detección de estos productos irregulares no es nada sencilla, puesto que por lo general presentan certificados y declaraciones de conformidad de producto que han sido alterados o falsificados.
 
Consejos para la detección de fraudes
A continuación se detallan algunos consejos, dictados por Afespo, para la detección de productos fraudulentos:
La norma europea UNE EN 131-3, con rango de norma nacional, determina la provisión de la información destinada al usuario por parte del fabricante, el distribuidor y el propietario de la escalera, con el objeto de garantizar la seguridad del producto. Cada escalera se debe acompañar de unas instrucciones básicas que pueden incorporar el manual del montaje, los puntos a inspeccionar y verificar, las recomendaciones antes del uso, de colocación, izado y durante el uso de la escalera, así como algunos consejos relativos al mantenimiento, almacenamiento y conservación de la misma.
También es bastante frecuente encontrar escaleras portátiles marcadas como que cumplen la Norma Europea UNE EN 14183, generalmente con alturas de plataforma por debajo de un metro. Esta norma únicamente es aplicable a taburetes de peldaños, gradillas y taburetes tipo cúpula, y en su campo de aplicación excluye específicamente las escaleras y escaleras de tijera definidas en la Norma Europea UNE EN 131-1.
Otra forma habitual de marcado irregular es el marcado CE. Desde Afespo animan a que pongan en conocimiento de las autoridades competentes si detectan taburetes y escaleras portátiles no motorizados que incluyen el marcado CE. El Artículo 30-2 del Reglamento (CE) 765/2008 prohíbe la colocación del marcado CE en productos para los que su uso no esté contemplado en la legislación comunitaria de armonización. El marcado CE en escaleras, taburetes y/o plataformas, no motorizadas, avanza, en la práctica totalidad de los casos, el incumplimiento de las normas europeas de seguridad en estos productos y pueden poner gravemente en riesgo la seguridad y la salud de consumidores y trabajadores.
Conseguir escaleras y taburetes cada vez más seguros, resistentes y duraderos, es uno de los principales objetivos de la Asociación Española de Fabricantes de Escaleras Portátiles (Afespo).
 
Demasiados accidentes
Las escaleras portátiles se han convertido desde hace muchos años en un elemento común en todos los lugares de trabajo, ya sea en entornos domésticos, talleres, fábricas, tiendas, almacenes, etc. Al ser un elemento tan común muchas veces no se le da la importancia que debería tener desde el punto de vista de la seguridad. Cada año miles de personas sufren algún accidente debido al uso, normalmente incorrecto, de una escalera portátil. 
Este es el motivo principal que desde Afespo y mediante su manual de buen uso de las escaleras portátiles promuevan un uso más seguro de las escaleras. El principal objetivo de este manual es el de dar a conocer por un lado la normativa específica aplicable a las escaleras portátiles y por otro lado en dar consejos prácticos de cómo usar las escaleras portátiles en determinadas ocasiones. 
Este manual no pretende ser un elemento de consulta del reglamento, si no, simplemente una herramienta práctica para usuarios y responsables de seguridad. Dentro del uso de escaleras portátiles nos encontramos con algunas aplicaciones por parte de profesionales específicos donde algunos de los consejos que aquí se citan pueden estar fuera de aplicación, puede ser el caso de bomberos o escaleras móviles. 
 
Definiciones y terminología
Se define Escalera como un dispositivo que incorpora peldaños sobre los cuales una persona puede ascender o descender. 
Escalera portátil: Escalera que puede ser transportada manualmente, sin ayuda mecánica. 
Larguero: Elemento lateral de una escalera que sirve de soporte a los peldaños y travesaños de los tramos de soporte. 
Peldaño: Soporte de una anchura determinada que une los largueros y sirve para el apoyo de los pies en la acción de ascenso o descenso. 
Travesaño: Conexión que une los largueros pero que en ningún caso está diseñado para soportar el peso del usuario. 
Zapatas: Dispositivo fijado en la base de la escalera con el fin de evitar el deslizamiento de la escalera. 
 
Tres tipos básicos
Básicamente existen tres tipos de escaleras, las de Apoyo (durante el trabajo deben estar apoyadas sobre una superficie, normalmente una pared; Tijera, que durante el trabajo son auto estables y se recogen para su desplazamiento o almacenamiento; Combinadas/transformables, que son la combinación de los dos tipos anteriores.
Los principales peligros y ejemplos de las causas de accidentes durante el uso de escaleras son por pérdida de estabilidad, peligros durante el manejo de la escalera, riesgos de caída del usuario, peligro por fallos estructurales de la escalera y peligros eléctricos. 
El trabajo con escaleras está dividido en cuatro secciones: Antes de su uso, durante la colocación, durante su uso y en las tareas de reparación, almacenamiento y mantenimiento.
Toda reparación y mantenimiento se debe realizar por personal competente según las instrucciones del fabricante. Se debe tener en cuenta que la manipulación de la escalera puede hacer perder cualquier tipo de certificación de seguridad. No debemos olvidar que la escalera es un elemento de seguridad al que se debe hacer un mantenimiento.
Al almacenar la escalera hay que tener en cuenta posibles caídas de ésta, por lo que resulta aconsejable utilizar algún tipo de dispositivo de amarre para prevenir su caída. .Respecto al mantenimiento, es aconsejable realizar algún tipo de inspección regularmente para prevenir posibles defectos durante el uso o transporte. La frecuencia del proceso de inspección dependerá del uso y los tipos de trabajo que se realice con la escalera.
 
Mercado diverso
La diversidad de materiales con las que se construyen este tipo de escaleras es amplia. Las más comunes son las de aluminio -aunque también es posible encontrarlas en madera, fibra de vidrio, plástico o acero- y de tipo tijera, es decir, con una articulación que permite su plegado.
La aleación de aluminio es ligera e inoxidable, aunque más frágil. La normativa establece que el espesor mínimo de todas las partes de aluminio es de 1,2 milímetros. Su PVP oscila entre 20 euros (3 peldaños) y 50 euros (6 peldaños).
El acero convierte a la escalera en una herramienta más pesada, pero muy resistente: el grosor mínimo del acero debe ser de un milímetro. El precio de venta al público va de 35 a 50 euros.
Las de fibra de vidrio son escaleras ligeras, las más caras, aislantes de la corriente eléctrica, aunque frágiles en ambientes fríos y con resistencia limitada al calor. El precio está entre 100 y más de 300 euros.
Respecto a las de madera, algunas de las variedades más adecuadas son la madera de abeto, pino silvestre o haya. La más aislante, pero una de las menos resistentes. PVP entre 45 y 120 euros.
 
La ferretería es el principal canal
Las escaleras domésticas tienen una gran presencia tradicional en las grandes superficies híbridas, con base central en alimentación. En ellas hemos podido encontrar desde hace años, escaleras y taburetes de precio bajo y calidad media, respondiendo al poco uso que le va a dar el usuario.
Posteriormente, de la mano de sus “hermanas” centradas en bricolaje, la gran superficie híbrida cedió la comercialización de estas gamas a las superficies de bricolaje, sobre todo aquellas con marcas más reconocidas y de mayor peso en el sector.
En paralelo, la ferretería tradicional, el canal puntero en la distribución de estos productos, ha ido dejando paso a los establecimientos de bricolaje y, actualmente, se encuentran a la par en importancia en la comercialización, siempre teniendo en cuenta que el canal bricolaje aprovecha su estructura comercial y su amplia oferta para atraer al consumidor.
Aparte de la calidad y la garantía de seguridad que ofrezca el producto, los proveedores se centran también en el diseño y la presentación en el punto de vista para atraer al comprador.
 
Tendencias del mercado
Las ventas de escaleras portátiles para uso doméstico, enmarcadas en el apartado de “escaleras para bricolaje” son las que están experimentando un mayor auge, en el deteriorado panorama comercial del sector español de escaleras.
La marcha de la construcción, así como de otras parcelas industriales, están provocando, desde hace al menos dos ejercicios, una recesión en el volumen de negocio.
Otro peligro, unido al anterior, es el riesgo de la seguridad del usuario, especialmente cuando éste quiere darle un uso casi profesional, o carga la escalera de un peso excesivo.
Los proveedores punteros se empeñan constantemente en lanzar nuevos modelos, si bien en el momento actual, indica un fabricante, tampoco es prioritario el lanzamiento de novedades, siempre sin olvidar los principales factores, entre los que destaca la seguridad.
Respecto a las gamas más comercializadas, destacan las familias estándar como la escalera simple o la transformable de varios tramos.
Las actividades de instalación, por su parte, están ayudando a mejorar las cifras de venta de las escaleras portátiles profesionales y los andamios. Los modelos más vendidos son los multiusos, seguidos por los convertibles. Junto a éstos, crece la demanda de las escaleras telescópicas, tanto simples como de tijera.
La mayoría de los fabricantes presentes en nuestro mercado apuestan por la innovación en sus modelos y por la fidelización de los clientes, incluso fabricando productos personalizados según las necesidades del usuario.
Esta innovación, rediseñando aspectos ergonómicos y de diseño de las escaleras es muy importante, ya que supone una diferenciación con la competencia.
Los modelos más vendidos actualmente son los multiusos, por encima de los convertibles. También se detecta cada vez más interés por las escaleras de tijera telescópicas y las telescópicas simples, que ofrecen muy buenas prestaciones aún con uso intensivo.
Los productos básicos, estándar, como la escalera simple, transformable, de dos o tres tramos, siguen siendo los más comercializados en este sector, y las más socorridas para el segmento de instalaciones.
El bricolaje, con escaleras sencillas, pero no por eso de mala calidad, es un importante recurso para nuestros fabricantes. Algunos de ellos, especializados en andamios y escaleras profesionales, han tenido que adaptar en parte su catálogo a este mercado.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn