PANTER BIOBACTER web abril 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El sector ferretero es uno de los gremios más de vanguardia en nuestro país. Pero se puede hacer mejor aún, y sin la necesidad de esperar unas óptimas condiciones externas.

Nuestra intención inicial era aprovechar este espacio para elevar un grito de protesta (sí, uno más); para hablar de cómo la inestabilidad política afecta a cualquier posible recuperación, por muy bien que se quiera hacer el trabajo; y de paso transmitir a nuestros lectores la imagen de unos brotes verdes –con tanto esfuerzo conseguidos- pisoteados por quienes participan en este baile aparentemente interminable de elecciones, pactos y dramas de partido. Sin embargo, ¿por qué perder el tiempo con lo que no se puede controlar? Mejor vamos a hablar de nosotros, del sector.

Porque el trabajo no sólo se quiere hacer bien, como decíamos hace unos instantes. Se está haciendo bien. Es cierto que la repetición de las elecciones ha ralentizado la toma de decisiones en muchos ámbitos relacionados con la ferretería y los suministros industriales. Sin embargo, éste parece ser el año de la esperanza. Al despegue del sector de la construcción y el aumento en las ventas de productos relacionados con la reforma de la vivienda se suman las cifras positivas que nos deja la “Radiografía del comprador de ferretería y bricolaje” de Aecoc, que establece que uno de cada 10 españoles compra productos de este tipo varias veces al mes, mientras que uno de cada tres los ha adquirido mensualmente en el último semestre. Este positivo escenario ha posibilitado crecimientos considerables en sectores específicos: Es el caso de los aires acondicionados, cuya facturación registró un ascenso del 22% en el bienio 2014-2015 con previsión de nuevos crecimientos para 2016-2017; de las herramientas eléctricas, con cifras más tímidas pero aun así positivas; de las pinturas, sin datos para 2016 pero en movimiento desde hace un par de años, o de los sellantes y adhesivos, que llegan a 2016 con una previsión al alza del 6%.

Afirmábamos entonces que el trabajo se está haciendo bien. No en vano la directora de Consumo de Madrid, María José Pérez-Cejuela, expresó durante la jornada "Claves para que tu ferretería tenga éxito", organizada por Agrefema, que el sector ferretero es uno de los gremios más de vanguardia en nuestro país. Pero se puede hacer mejor aún, y sin la necesidad de esperar unas óptimas condiciones externas. Se trata más bien, tal como sugería en la misma jornada el prestigioso conferenciante José Ballesteros de la Puerta, de cambiar las preguntas habituales -¿Cómo mejorar nuestros productos? ¿Cómo mejorar la atención al cliente?- por otras que abran un área de posibilidades mayor. Salir del campo del “cómo vendo más” y entrar en el de la colaboración. Porque muchas veces el problema no está en las respuestas que nos damos, sino en que no nos hacemos las preguntas correctas. Les dejamos, entonces, con una pregunta del mismo Ballesteros, muy apropiada para estos tiempos tan “inquietos” que corren: El mundo ya ha cambiado, el mercado ya ha cambiado… ¿Y yo?

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn