PANTER BRIO WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Continuamos con estanterías faltas de todo: de precio, de organización, de gusto...Nuestro colaborador, el Bricolador Enmascarado nos trae un nuevo artículo sobre la importancia del marketing en el sector.

Marketing, creatividad, ideas alocadas, palabras que llenas de contenido o simplemente conceptos odiados, son una paradoja. Hay quien estudia estas palabras y conceptos, pero por el contrario otros ni saben que son, ni quieren saberlo.

Puede que mucho de estos últimos se limiten a acusar a la crisis, al sector, a los chinos, al gobierno, de mil males que aducen y atacan su negocio. Es muy difícil poder entender como cientos de ferreterías, de bricolajes, no aplican lo más mínimo y esencial del marketing. Por desgracia continuamos con estanterías faltas de todo: de precio, de organización, de gusto para que el consumidor pueda enamorarse de ello, de que el consumidor pueda saber para qué son esos productos. Porque ya sabemos esa maldita frase, “si quieren algo ya me lo pedirán”. O esa famosa, ante la presentación de una novedad, “no me lo han pedido nunca”. Ideas locas, brillantes, eso es lo que necesita nuestro sector.

Son pocos aquellos que montan una gran fiesta, para aprovechar las de su pueblo o barrio, para darse a conocer. Son muy escasos aquellos que a los productos, que ya no tienen valor y ensucian estanterías, les dan un simple valor transformándolos en grandes ofertas con descuentos. Pero claro, “por un producto obsoleto de 10 años no podemos perder margen”, supongo que no saben que tras unos pocos años, cualquier precio es algo bueno.

Imaginación, para aquellos que montan escaparates, que hacen cursos de formación, para aquellos que cambian las cabeceras, las parrillas de sus pasillos, para los que el consumidor es un reto, una aventura amorosa, que se ha de conservar, de cuidar. Dar siempre lo mismo, es algo que siempre tiene un peor resultado, preferimos culpar, quejarnos, pero no hacemos nada. Como no imaginar, igual que las farmacias o las tiendas de decoración, en hacer pequeños lotes de producto, con un precio atractivo. Sólo si viene en el folleto de la cooperativa o agrupación lo haremos, no queda otra solución.

El sector necesita salir a la calle, ver lo que hacen lo comerciantes orientales en sus escaparates, ver que hace la gran distribución, y saber que su tienda tienemil veces más potencial del que se cree. Que un escaparate no es un lugar en donde almacenar las cajas, o lo que no se vende, que una cabecera es algo en donde se pone una promoción, la de hace tres años ya es hora de cambiarla, que por ponerle precio a los productos, nadie se va a ir de la tienda.

Imaginar simplemente que cuando uno va a un restaurante le gusta verlo todo bien limpio, ordenado, con los precios bien puestos ¿Por qué no lo hacen entonces? “Es que no hay venta, es que no hay tiempo”. Son mil escusas dadas, pero aquellos que hacen y no se quejan son los que prosperan. ¿Los pódiums detemporada? “Es que no hay sitio”. Eso si todo por encima de todo, todo sin ordenar. Puede que si invertimos en nuestra tienda, hasta nos sobre sitio.

Hacer marketing es tratar bien a la gente. Vienen a tu tienda para algo más que comprar, para ser bien atendidos y asesorados. No entran para molestarte y que no puedas seguir leyendo el periódico. Quieren ver tiendas del siglo XXI, no cuevas del XIX sin luz.

Hay que hacer lo que hay que hacer, ponerse al día. Internet usa marketing digital, nosotros hemos de usar el de cercanía, el de simpatía, el del escaparate, el de saber vender. Sino el único marketing que vamos a ver en la página de Infojobs ¡Salir de la cueva y ver el mundo! 

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn