PANTER BRIO WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El comercio y la industria están cambiando y hay que hacerse eco de ello; si no, desaparecemos, nuevas reflexiones de nuestro colaborador Diego Luis Martín Ordoño.

El año nuevo y las vacaciones, nos permiten a todos tener un momento para hacer limpieza o para organizar espacios personales. Estas navidades, he decidido reorganizar mis libros y mis apuntes, y entre ellos he vuelto a encontrar diversas notas que comparto con vosotros.

La primera con esta frase “Si no te gusta el cambio, te va a gustar menos desaparecer”, es de Tom Peters de su libro Reimagina! 2004. Por entonces ya existía Amazon (fundada en 1994) y aparte de esta joya deja otras como “para el ejército, va a ser más importante la información que los blindajes de sus vehículos” o “los líderes son los que crean las oportunidades”. T. Peters sigue dando conferencias y podéis seguirle en www.tompeters.com, donde comparte todas sus presentaciones, porque la información ya no es el poder, la información es cambio y si no se comparte no aporta valor a la empresa. Cambia, cambia, y cambia.

La segunda nota es del libro La Cuarta Revolución Industrial de Klaus Schwab, editado por el World Economic Forum. En este maravilloso libro, tengo anotadas estas frases, que indican los cuatro efectos que la Cuarta Revolución Industrial va a producir en todos, los sectores, “las expectativas del cliente están cambiando”, “los productos se mejoran con los datos, lo que aumenta la productividad de las empresas”, “se están formando nuevas asociaciones entre empresas”, “la medida que estas aprenden la importancia de nuevas formas de colaboración”, “los modelos operativos se están transformando en nuevos modelos digitales”. Básicamente, estamos en un cambio de paradigma que no solo afecta a los clientes o a la forma de vender, está afectando a la producción, está afectando a las nuevas organizaciones empresariales.

La tercera recomendación es Reengineering Retail 2017, de Doug Stephens publicado la editorial Figure.1., del que tengo señaladas tres frases, la primera "el desafío no es hacer que los consumidores compren en línea, el desafío es llevarles los productos", Amazon está trabajando ya en enviar tiendas con productos frescos a casa del cliente para que estos los compren allí. En alguno de los anteriores artículos ya comentamos que lo importante ya no era llevar a los clientes a las tiendas, si no los artículos a los clientes cuando los necesitan.

La segunda “Sofware eat retail” que podríamos traducir como “la tecnología se come al comercio”, el que no integre tecnología en toda la cadena de valor, será devorado. Pero por contra, incluye un maravilloso capítulo en el que se describe el lado humano del comercio, lado que han defendido muchos otros. Siempre quedará el disfrute, el placer, la experiencia, y sobre todo el trato directo que mantendrán vivo el comercio de cercanía. Y la tercera algo muy humano, dedica su libro a todos aquellos que tienen la cabeza en las nubes, los pies en la tierra y que son capaces de desafiar las voces de la razón.

La siguiente no es una recomendación, es simplemente una reflexión, Financial Times ha publicado un dossier con las 50 ideas que cambiaran el mundo. Entre todas ellas no aparece ninguna que directamente hable del comercio, si se habla de Salud, Población Mundial, Energia, Medio ambiente, y Educación. Creo firmemente que la educación es la base de cualquier ser humano y de una empresa.  Os dejo aquí las reflexiones después de leer el artículo, “enseña a tu equipo (y a tus hijos) a gestionar su empresa como si fuese suya, enseña a las personas habilidades de Tecnología, enseña a todos cómo ser mejores tomadores de decisiones, especialmente a los niños, enseña digitalización a todo aquel que te lo pida, establece algoritmos para bloquear el acoso cibernético y el arrastre en las redes sociales, y enseña usando entornos virtuales en 3”.

Y por último hablaremos de política, dada la actual situación, me apunto a lo que dijo Groucho Marx en Memorias de un amante sarnoso, “la primera cosa que necesita la nación es un buen bocadillo de jamón. Me refiero al simple y anticuado (actualmente en desuso) bocadillo compuesto exclusivamente por pan y jamón”.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn