PANTER BRIO WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Cuenta con una amplia gama de 12 colores que destacan por su variedad de tonos pastel y empolvados, en línea con las últimas tendencias decorativas inspiradas en el diseño nórdico, el aire Shabby Chic y el estilo retro.

Bruguer, marca especialista en pinturas decorativas, presenta su nueva gama Chalk Paint, la pintura mate de acabado tiza y multisuperficie especialmente pensada para renovar los muebles del hogar y otros objetos decorativos a través del DIY.

Chalk Paint es una pintura muy fácil de aplicar en cualquier superficie con una cobertura perfecta y con un acabado mate vintage con efecto empolvado. El secado es muy rápido, sin olores y presenta una alta resistencia y durabilidad. La nueva gama es ideal para la realización de trabajos de decoración en todo tipo de superficies como madera, metal, textiles, piedra, arcilla, yeso o plástico. Además, es importante destacar que Chalk Paint de Bruguer tiene una gran ventaja, ya que es apta para su uso en proyectos de DIY en material escolar y juguetes, al ser una pintura inocua y no tóxica.

Cuenta con una amplia gama de 12 colores que destacan por su variedad de tonos pastel y empolvados, en línea con las últimas tendencias decorativas inspiradas en el diseño nórdico, el aire Shabby Chic y el estilo retro. Las diferentes tonalidades de la nueva gama abarcan desde colores suaves y claros como el blanco nórdico o el gris niebla, hasta el gris humo o el mostaza o el mint, tonos vivos y más fuertes que permiten darle un toque de alegría y color al hogar. La gama de tonalidades de Chalk Paint es inspiradora y confiere armonía y calidez, creando un ambiente equilibrado y acogedor. Chalk Paint está disponible en formatos de 400ml y 175ml. Y como la creatividad no tiene límites, los colores son mezclables entre sí.

La nueva gama Chalk Paint de Bruguer es fácil de aplicar. Las superficies a pintar tienen que estar secas y limpias de polvo, óxido, grasas o ceras. No requiere imprimación y se recomienda aplicar una o dos manos para conseguir un acabado liso. En 30 minutos, la superficie pintada estará seca. Si el resultado deseado es envejecido, se puede lijar la superficie dos horas después de haberla pintado.

Además, con los complementos de la gama Chalk Paint como la cera y el barniz se pueden conseguir acabados maravillosos, ya que éstos ayudarán a obtener un acabado refinado y otorgarle de una mayor protección. Los productos se pueden aplicar con brocha o esponja directamente sobre la pintura, una vez seca, para conseguir un acabado perfectamente sedoso.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn