Panter septiembre 2018
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
LAVOR Tienda Diferente
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Seguro, inteligente y potente, el nuevo embalaje de Klingspor para los discos de corte de altas prestaciones.

El embalaje inteligente Kronenflex Box de Klingspor es totalmente hermético y protege los discos de corte contra el polvo y la humedad, proporcionando una mejora del rendimiento de hasta un 40%. El diseño del embalaje inteligente Kronenflex Box facilita el apilamiento de los envases, y un almacenaje más cómodo y fácil en las estanterías y cajoneras del taller, con los discos de corte perfectamente protegidos.

Los discos de corte de la gama SPECIAL embalados en los Kronenflex Box están fabricados con granos abrasivos de diferentes tipos (corindón, circonio u óxido de aluminio cerámico), mezclados con resinas (líquidas y secas) y otros materiales de relleno, dependiendo de la aplicación a los que se les destine.

Las resinas de los discos de corte son un componente de gran importancia, ya que contribuyen decisivamente en la estabilidad, tasa de remoción, dureza y la resistencia a la rotura del disco. También afectan a parámetros de rendimiento como la velocidad y precisión del corte, la vida útil del disco, etc. La composición de un disco de corte varía si su aplicación principal es acero inoxidable, aluminio, material no férrico, etc.

Las resinas son compuestos químicos orgánicos que, con el paso del tiempo, se endurecen debido a distintos factores: la suciedad, las variaciones de humedad y temperatura a la hora de almacenarlas, los cambios climatológicos desde la fabricación hasta la utilización final por parte del profesional, etc. Este endurecimiento de las resinas es el principal motivo por el que, con el paso de las semanas, un disco de corte determinado presenta pérdidas de rendimiento y potencia de corte respecto sus prestaciones originales. Y esta pérdida aumentará a medida que lo hagan el tiempo transcurrido desde su fabricación, y la variación en las condiciones climáticas y de almacenamiento. El final de la vida útil lo marca la fecha de caducidad, entonces el riesgo de rotura y accidente laboral supera las recomendaciones de oSa (Organización Seguridad Abrasivos).

El embalaje Kronenflex Box diseñado por Klingspor está herméticamente cerrado, protegiendo a los discos de corte contra la suciedad y la humedad. En comparación con el embalaje tradicional de cartón, los discos de corte se mantienen secos, “aislados” y considerablemente más “frescos” durante más tiempo, proporcionando hasta un 40% más de rendimiento, incluso en condiciones adversas.

Las condiciones del entorno y el alto ritmo de trabajo donde se usan los discos de corte de alta velocidad, suelen provocar que estos se almacenen sin prestarles la atención y el cuidado que necesitan, con lo que a menudo se ensucian y sufren golpes. Estas circunstancias son muy perjudiciales para la óptima conservación de los discos de corte ya que merman su rendimiento, sus prestaciones y, sobre todo, sus propiedades de seguridad.

En definitiva, el embalaje Kronenflex Box de Klingspor es la opción más inteligente para, proteger perfectamente los discos de corte contra daños, humedad y suciedad, ahorrar espacio de almacenamiento, e incrementar hasta en un 40% la potencia de corte y rendimiento del disco.

Este embalaje está disponible de forma estándar en los mejores discos finos de corte de Klingspor (grosores 0,8 mm; 1 mm, 1,6 mm; y 1,9 mm) y diámetros 115 mm, 125 mm, 150 mm, 180 mm y 230 mm, para corte de aceros, inox y metales no férricos: gamas A980TZ, A960TZ, Z960TX de circonio, K960TX cerámico y A946TZ.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn