Panter Summer
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La construcción en España comenzó en 2015 una senda ascendente que se ha mantenido pese a la bajada de la obra civil en 2016 y 2017. Con un crecimiento cercano al 5% para ambos años, ya se respiran nuevos aires en un sector castigado por siete años de caídas. y si bien la relación entre construcción y reforma no es tan directa, el plan estatal de viviendas 2018 -que contempla ayudas para obras en el interior de los inmuebles- podría tirar del carro.

Según el último Observatorio Sectorial DBK de INFORMA para el sector de la construcción, el valor total de la producción en España se situó en 107.970 millones de euros en 2016, lo que representó un 4,7% más que la cifra alcanzada en el año anterior.

El segmento de edificación registró un aumento del 8,4%, hasta superar los 88.000 millones de euros al cierre del ejercicio. Dentro de este, destaca el positivo comportamiento de la edificación residencial, que contabilizó una variación del 9,9%, poniendo fin a varios ejercicios en los que rehabilitación y mantenimiento mostraron los mayores crecimientos. Aún así, en 2016 el segmento de la rehabilitación también contabilizó una evolución positiva (8,2%), ocurriendo lo mismo con los trabajos de edificación no residencial (6,2%).

Por el contrario, la actividad de obra civil se vio penalizada por la contracción de la inversión pública en infraestructuras, dando lugar a una caída del 9,1%, hasta situarse en 19.920 millones de euros.

Actividad empresarial
Las grandes empresas continuaron potenciando su actividad en el exterior en 2016, en un contexto en que se registra una rivalidad creciente en los mercados internacionales. Los ingresos en el extranjero de las empresas españolas se situaron en 34.000 millones de euros, siendo el quinto año consecutivo en el que superó la barrera de los 30.000 millones.

En enero de 2016 se contabilizaban un total de 73.771 empresas con actividad en el sector, un 1% menos que un año antes. El volumen de empleo sectorial creció un 4,7% entre el primer trimestre de 2016 y el mismo período de 2017, hasta los 1,08 millones de trabajadores.

Los seis primeros grupos en términos de facturación en el sector de construcción concentra-ron en torno al 25% del valor total de la actividad sectorial, incluyendo los negocios en España y en el extranjero. Esta participación se redujo hasta el 4% al considerar el mercado nacional, mientras que en mercados exteriores la cuota de los seis primeros grupos superó el 95%.

Centrales de compras de materiales
Los grupos de compras de materiales de construcción, ferretería, bricolaje y suministros industriales que operan en España siguen aumentando su presencia con la incorporación de nuevos asociados. Según el Informe 2018 sobre Centrales de Compras de Alimarket, actualmente hay en nuestro país 73 centrales, cooperativas y cadenas activas, que suman 5.578 asociados, 8.535 establecimientos, casi 16 M m2 de superficie de venta y almacenaje y una facturación global que en 2017 alcanzó los 11.712 M€, un 7% más que en 2016.

Para este año se mantendrá la misma tendencia de crecimiento que se inició en 2013 y la facturación de estas empresas asociadas podrían acercarse a los dos dígitos. Este crecimiento ha provocado la llegada al mercado de nuevas centrales, como la cordobesa DCC3000 o la barcelonesa TPA. A pesar del crecimiento, la mayoría de grupos siguen inmersos en un profundo cambio con el objetivo de actualizar y revitalizar el modelo de negocio de sus asociados para poder competir con los grandes grupos de distribución y, sobre todo, con las grandes cadenas de bricolaje. Este cambio pasa también, en líneas generales, por la integración vertical para una toma de decisiones mucho más rápida, la adopción de un modelo de cadenas de venta, principalmente en el caso de las ferreterías, y de un proceso de digitalización del punto de venta para hacerlo mucho más eficiente y atractivo para el cliente particular o profesional.

La construcción en Europa: previsiones para 2018-2019
En Europa se espera que los volúmenes de construcción crezcan, en promedio, un 2,6% en 2018 y un 2,9% en 2019. Las previsiones apuntan a que el mayor crecimiento se registre en los Países Bajos y España: Mientras que para los Países Bajos, el crecimiento se estima en un 6% en 2018 y un 6,1% en 2019, en nuestro país se espera un crecimiento del 5% en 2018 y del 5,1% en 2019. Las cifras serán ligeramente menores en Polonia (3,0% en 2018 y 3,4% en 2019), pero aún por encima de la media europea.

Así lo señala el Informe Q3 2017 del European Architectural Barometer de la consultora holandesa USP Marketing Consultancy, basado en 1.600 entrevistas a arquitectos de 8 países europeos.

Por su parte, los futuros volúmenes de construcción en Alemania crecerán con un 2,8% en 2018 y un 2,9% en 2019, lo que significa que continuará su camino de crecimiento estable que ya se vio en los últimos años. Países como el Reino Unido y Francia también crecerán por sobre el 2%: En Reino Unido se espera un 2,5% de crecimiento para los próximos años, mientras que las previsiones en Francia apuntan a un crecimiento del 2% en 2018 y del 2,4% en 2019.

Para Italia, un mercado que ha vivido momentos difíciles en el pasado, se espera un crecimiento modesto, con pequeñas cifras de crecimiento (0,5% en 2018 y 1,1% en 2019), manteniéndose aún el volumen total de construcción muy bajo en comparación con los años previos a la crisis. Las cifras de crecimiento en Bélgica también son algo tímidas (12% en 2018, 1,5% en 2019), pero hablamos de un mercado que no ha mostrado un retroceso tan fuerte como el italiano.

El crecimiento de la construcción no impulsa las reformas
Ahora, según el analista de USP Reinier Zuydgeest, cuando se trata de mirar el gasto total, no hay un crecimiento real en el mercado europeo de las rehabilitaciones y reformas en el hogar. En contraste con el crecimiento en la construcción, el mercado de las reformas no está funcionando tan bien.

Los consumidores hacen la mayoría de sus reformas entre los meses de marzo a septiembre, lo que muestra claros patrones estacionales en este mercado, sin observarse un impacto visible del crecimiento de las economías y la construcción en el número de reformas en el hogar.

Una de las posibles explicaciones a este hecho es que la cantidad de trabajos de reparación y mantenimiento disminuye al aumentar la durabilidad de los productos, más alta que en el pasado. Por ejemplo, una pintura de buena calidad conduce a menos productos de reparación y mantenimiento. Otra razón la encontramos en que los consumidores gastan más en otros productos que en aquellos destinados a las mejoras para el hogar, como por ejemplo la electrónica. De esta manera, si bien el gasto de los consumidores en general está aumentando, el gasto en mejoras para el hogar no lo hace a la par.

Además, los consumidores no siempre cuentan con presupuesto para realizar estos trabajos, especialmente los principiantes. Justo después de comprar una casa los fondos son limitados, debido a legislaciones más estrictas sobre hipotecas. Las instituciones financieras se han vuelto más cuidadosas a la hora de dar hipotecas. Al recibir los consumidores menos dinero tras la compra de una casa, gastan menos en la realización de reformas, posponiendo parte de los trabajos deseados.

Desde una perspectiva más global, la primera razón por la cual el gasto total del mercado de rehabilitaciones y reformas no aumenta está en el hecho de que el ‘hazlo por mí’ (do-it-for-me) no crece aún, si bien se espera un aumento en el medio a largo plazo. Eso sí, cuando los consumidores hacen el trabajo por ellos mismos suelen gastar menos que cuando hay un profesional a cargo. Sin embargo, tampoco se observa un aumento en la cantidad de trabajos de reforma en los que está involucrado un profesional.

La segunda razón la encontramos en el aumento de la competencia –con precios cada vez más competitivos- generada por la creciente importancia que los canales online están teniendo para el consumidor, lo que genera más competencia y presión sobre los precios. Además, una menor proporción de consumidores compra actualmente en tiendas especializadas. En 2017 estas compras sólo alcanzaron el 10%, lo que representa una disminución de 2 puntos porcentuales en comparación con 2016. Esta situación podría estar conduciendo a un menor gasto por producto por parte de los consumidores.

La digitalización, tendencia clave
Una de las tendencias clave en el mercado de la construcción es la digitalización de sus empresas, especialmente en lo que respecta a líneas de trabajo como el BIM (Building Information Modeling), una metodología de modelado de información que facilita la creación y modificación de proyectos colaborativos. Según estudios de USP, la metodología BIM está siendo adoptada a un ritmo cada vez más rápido en toda Europa, con el Reino Unido y los Países Bajos a la cabeza. Por su parte, Alemania, Italia y Polonia son los países más rezagados.

La adopción del modelo BIM implica una mayor integración de los diferentes actores involucrados en el proceso de construcción, lo que debería conducir a un menor coste por fallos. Desde que comenzó a medirse su uso, en 2013, el uso de BIM entre los arquitectos ha ido en constante aumento.
Además de las mejoras que genera para arquitectos, contratistas e ingenieros, el modelo también está teniendo un gran impacto entre los fabricantes de materiales para la construcción, dado que cada vez resulta más importante para ellos contar con una sólida estrategia BIM, así como una completa cartera de productos digitales. Es de esperar que, dentro de poco, BIM se convertirá en una especie de licencia operativa para los fabricantes.

El plan estatal de vivienda, un impulso a la reforma
El Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que por primera vez contempla ayudas para las obras que se hagan en el interior de los inmuebles y no sólo para la rehabilitación de edificios, podría contribuir a que el gasto de cada vivienda en reformas aumente un 4,5% este año en España, según la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac). En este sentido, las nuevas ayudas del ministerio de Fomento, junto a la mejora de la situación económica, al aumento de la renta de los hogares y a la mayor confianza de los consumidores, entre otros factores, impulsarán el gasto en reformas más del doble de lo previsto el pasado ejercicio, cuando se estimó que aumentaría un 1,9% en 2018.

Así, este año cada vivienda gastará, de media, 30 euros más en reformas que en 2017, hasta los 681 euros. Y como el parque nacional está integrado por 25,7 millones de viviendas, el gasto en reformas en España ascenderá hasta los 17.514 millones de euros. Para el próximo ejercicio las previsiones son aún más optimistas, ya que el gasto medio de cada vivienda podría ascender un 4,7%, hasta los 713 euros.
No obstante, el crecimiento del gasto estará condicionado por distintas variables, entre las que destacan la gestión que hagan las comunidades autónomas de las ayudas y la facilidad que den a los ciudadanos de acceder a los fondos, así como algunas amenazas que podría impactar en la marcha de la economía española, ralentizando la actividad del sector de las reformas.

En cualquier caso, el incremento del gasto de cada vivienda irá en paralelo a un mayor número de reformas. De hecho, según el Observatorio 360º de la Vivienda y la Reforma, en España este año se reformarán en torno a las 1,6 millones de viviendas, unas 100.000 más que en 2017. Sin embargo, esa cifra apenas representa un 6,25% del parque; sumando las obras asociadas a la compraventa de viviendas de segunda mano y las mejoras orientadas a la renovación y el mantenimiento de los hogares.
Y es que si bien es cierto que siete de cada diez inmuebles que se venden en nuestro país pasan antes o después por una reforma, no es menos cierto que el nuevo Plan Estatal de Vivienda fomentará en mayor medida el alquiler que la compra-venta, en un momento en el que el uso turístico de las viviendas y la mayor propensión de los jóvenes hacia el alquiler han disparado los precios en las principales ciudades.

Las casas del “boom”, mayores de edad
Este mayor gasto en reformas resulta lógico si se tiene en cuenta que el ritmo de envejecimiento del parque de viviendas en España aumenta al 3,3% anual, lo que Andimac atribuye a que las primeras casas de la pasada burbuja inmobiliaria empiezan a cumplir la mayoría de edad. Además, la mitad de las viviendas de todas las comunidades autónomas tienen más de 40 años y se han construido bajo criterios de baja calidad, lo que debería suponer un acicate para el sector de la reforma que, no obstante, no termina de despegar.

Así, los datos relativos tanto al número de reformas como al gasto en obras que realiza cada hogar están muy lejos de demostrar un culto hacia el estado de las casas: Mientras que los españoles dedican el 5% de su presupuesto familiar disponible al cuidado y mantenimiento de sus vehículos, tan sólo destinan el 1,5% a la mejora de sus hogares. Pero el aumento de la renta de las familias por encima del 3% anual impulsará un mejor mantenimiento y conservación de las viviendas.

Como consecuencia de este mayor gasto, se espera que el valor económico del mercado de materiales de construcción destinados a la vivienda crezca en 2018 casi un 9%, hasta los 22.349 millones de euros, pudiendo incrementarse en otros 1.500 millones en 2019.

Para el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “la entrada en vigor del Plan Estatal de Vivienda; el envejecimiento del parque, que junto al de la población y a los nuevos modelos de hogares obliga a adaptar los inmuebles; y el boom que experimenta el mercado del alquiler en las principales ciudades conforman un caldo de cultivo propicio para el impulso de las reformas en España”.
Fuente: Andimac.

Reforma: ¿integral o parcial?
Según un informe publicado por la plataforma Habitissimo en base a las respuestas de 6.000 encuestados, el año pasado el 19% de los mismos realizó alguna reforma parcial o integral en su vivienda, si bien las reformas de la vivienda están ganando el pulso a la compra de obra nueva: A día de hoy tan solo 1 de cada 10 operaciones se realizan sobre obra nueva, debido a la reducción de stock de vivienda nueva y la falta de promoción. Ello provoca que 9 de cada 10 operaciones se realicen en viviendas de segunda mano.

En cuanto a la tipología de la reforma, un 64% de los particulares realizó una reforma parcial, reformando únicamente una estancia, frente a un 36% que realizó una reforma integral.

Los motivos que llevaron a los particulares a realizar una reforma parcial en vez de una reforma integral fueron: adaptar la vivienda a cambios recientes en la familia o en su estilo de vida (39%), reparar deterioros o daños relacionados con la antigüedad de la casa en una o dos estancias (34%) y personalizar alguna estancia de una casa recién comprada (17%). Finalmente, un 10% quería hacer una reforma integral pero no tuvo los medios económicos o el tiempo necesario. En referencia a la estancia más elegida por los particulares para reformar, encabeza la lista el baño (31%), seguida de la cocina (20%), el exterior de la vivienda (15%), el dormitorio (8%) y finalmente el comedor (7%).

Por otro lado, de los particulares que optaron por realizar una reforma integral en 2017, el 47% de ellos lo hizo porque acababa de comprar una casa y querían personalizarla (47%), seguidos por los que querían cambiar su casa por cambios recientes de la familia (39%). Solo un 13% realizó una reforma integral porque compró una vivienda como inversión.

El precio medio de una reforma integral de una vivienda es de 14.800 euros, aunque el coste puede cambiar dependiendo de las calidades elegidas y la zona donde se realice. Cataluña, Comunidad de Madrid y País Vasco son las comunidades donde es más caro reformar una vivienda, con los precios que pueden ascender hasta los 800 euros/m2 para una reforma integral. En cambio, Andalucía es la comunidad autónoma donde realizar una reforma integral tiene el coste más bajo de España: 300 euros/m2.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn