Panter septiembre 2018
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
LAVOR Tienda Diferente
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Hablar de ruedas implica hablar de un extenso mercado que comprende ruedas industriales, ruedas para andamios, ruedas para mobiliario y colectividades, ruedas para carretillas y transpaletas, ruedas para carros, ruedas para decoración y otros productos auxiliares, contando con un campo de aplicación que va desde astilleros hasta mobiliario de oficina, pasando por fábricas automotrices o camas de hospital.

El sector español de ruedas para mobiliario y colectividades se caracteriza por una demanda estable y por los altos niveles de exigencia de sus usuarios, ya sean particulares o profesionales, si bien los requerimientos de unos y otros no son los mismos: Mientras que el cliente profesional busca una rueda mucho más técnica, con unas características específicas y unos elevados estándares de calidad, el particular pone la mirada en otros aspectos, como el diseño, la estética o la funcionalidad.

La capacidad para dar respuesta a estas demandas ha permitido a este sector una cierta estabilidad, incluso en los años de crisis. Los fabricantes punteros han sabido ampliar la calidad y fiabilidad de sus productos y servicios, lo que les ha permitido no sólo mantener y consolidar la confianza del usuario doméstico, sino que también competir de igual a igual en exigentes mercados exteriores. En este sentido, resulta pertinente señalar que una cuarta parte del mobiliario comercializado a nivel mundial se produce en la UE (con Alemania, Italia, Polonia y Francia a la cabeza), según el estudio "The EU furniture market situation and a possible furniture products initiative" (2014) del Centro de Estudios Políticos Europeos. En cuanto a las exportaciones españolas de muebles, mostraron en 2017 un crecimiento del 2,4%, superando la cifra de 2.113 millones de euros, según el informe de resultados del comercio exterior del sector del mueble español presentado por la Asociación Nacional de Industriales y Exportadores de Muebles de España (ANIEME).

Por el lado de la distribución de ruedas para mobiliario y colectividades, los canales de ferretería y suministro industrial se reparten el mercado con otros como las tiendas de muebles y, sobre todo, los establecimientos de bricolaje.

En este contexto, el mercado español ha intensificado el valor añadido del producto a través de elementos como el servicio, un estricto cumplimiento de los plazos de pedidos y una notable garantía postventa, a lo que se suman las soluciones a medida, todos ellos factores que marcan la diferencia entre unos proveedores y otros y frenan la entrada de productos orientales de baja calidad.

Y es que la calidad del producto español resulta innegable, si bien es necesario recordar la importancia que tiene un uso adecuado por parte del usuario final a la hora de hablar de durabilidad y seguridad. Conforme a la Directiva CEE nº 85/374 en relación a la responsabilidad del fabricante (adaptada al derecho español en el libro III del Real Decreto Legislativo 1/2007 de 16 de noviembre), el usuario debe respetar todas las recomendaciones del fabricante con respecto a la operatividad, empleo, almacenamiento y mantenimiento de los productos, liberándose a la compañía de toda responsabilidad derivada de su inobservancia.

Panorama internacional
En el mercado global de los fabricantes de ruedas para mobiliario se espera una importante tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) para los próximos años, a medida que su alcance, los tipos de productos y sus aplicaciones se incrementen alrededor del mundo.

América del Norte se mantiene a la cabeza en lo que respecta a la industria de ruedas para mobiliario, y se espera que esto se mantenga así en los años venideros. Los principales actores se están centrando en el crecimiento inorgánico para mantenerse en la cima en medio de una competencia feroz. En este escenario, las fusiones, adquisiciones y asociaciones entre empresas están a la orden del día.

Aros, cojinetes y fijaciones
Los aros se fabrican con diferentes tipos de materiales y colores, que confieren a la rueda una de serie de características particulares. Se debe seleccionar un tipo de aro u otro en función de las condiciones en las que se vaya a utilizar la rueda y el tipo de aplicación o uso que le vayamos a dar. Entre los tipos de aros más habituales se encuentran los de nylon, poliamix, goma negra, goma gris, goma azul, goma elástica, poliuretano inyectado, poliuretano fundido, acero o resina fenólica.

En cuanto a los cojinetes, una correcta selección de los mismos requiere tener en cuenta los principales factores de uso: influencias ambientales, las características de la carga a transportar, duración y tipo de uso, resistencia a la puesta en marcha y resistencia a la rodadura principalmente. Los tipos de cojinetes más habituales son: cojinete de bolas, cojinete de rodillos, cojinete liso y cojinete cónico.

Finalmente, el tipo de fijación a utilizar depende de las características del objeto o elemento en el que van incorporadas las ruedas, así como el uso o aplicación que le vayamos a dar: uso doméstico, transporte industrial, alta carga, mobiliario de oficina, andamios, estanterías, ámbito hospitalario e institucional, entre otros.

Fuente: Ruedas Álex.

Número y disposición de las ruedas
Dependiendo de las características del producto a transportar y de la superficie en la que nos hemos de mover, se puede optar por un determinado número y disposición de las ruedas, siendo las configuraciones más habituales las siguientes:

2 ruedas giratorias y 2 ruedas fijas: Uso Industrial. Buena capacidad de carga y maniobrabilidad incluso en largos trayectos. Máxima capacidad de carga= carga total/3.
4 ruedas fijas pivotantes centralmente: Para cargas moderadas en largos trayectos rectos. Las ruedas fijas pueden sustituirse por ruedas sueltas montadas en un eje central. Máxima capacidad de carga = carga total/2.
2 ruedas giratorias y ruedas fijas en el centro: Buena capacidad de carga y maniobrabilidad en áreas pequeñas. Las ruedas centrales pueden ser sustituidas por ruedas montadas. Máxima capacidad de carga= carga total/2
4 ruedas giratorias: Buena capacidad de carga y maniobrabilidad. No utilizar en largos trayectos, con grandes cargas y suelos desiguales. Máxima capacidad de carga= carga total/3
1 rueda giratoria y 2 ruedas fijas: Para utilizar con cargas ligeras y cuando se requiera maniobrabilidad. El carro tiene que ser pequeño con la carga bien repartida. Máxima capacidad de carga= carga total/3.
4 ruedas giratorias y 2 ruedas fijas en el centro: Para grandes carros que transportan grandes cargas. El carro ha de tener base robusta y pivotar sobre sus ruedas centrales. Máxima capacidad de carga= carga total/2.
3 ruedas giratorias: Buena capacidad de carga y maniobrabilidad. Ideal para carros porta bidones y mover pequeña maquinaria. Máxima capacidad de carga= carga total/3.

Fuente: Ruedas Álex.

Selección del producto: factores a considerar

Un diseño adecuado debe considerar varios factores con el fin alcanzar el mejor resultado final: una rueda perfectamente adaptada a las reales necesidades del ambiente de trabajo reduce considerablemente los gastos globales de la manipulación interna. Para seleccionar el producto idóneo resulta indispensable examinar los siguientes factores: carga máxima, pavimentación (naturaleza y estado), resistencia a la rodadura, velocidad, temperatura y otras condiciones ambientales.

Carga máxima: Para establecer la carga máxima que pesa sobre cada rueda hay que dividir la carga máxima (carga útil más peso del propio equipo)  por el número de ruedas en contacto con el pavimento. Además, es necesario considerar una posible distribución no uniforme de la carga, adoptando un margen adecuado de seguridad a fin de que la carga efectiva no supere nunca la teórica. Asimismo, en el caso de temperaturas superiores a los 60 ºC, hay que considerar una reducción en la capacidad de carga.

Pavimento: En el caso de pavimentos irregulares o en mal estado, será preferible emplear ruedas con superficie de rodamiento de goma elástica o poliuretano blando, en cambio pavimentos duros y compactos permitirán emplear ruedas con superficie de rodamiento rígida. Pavimentos relativamente frágiles harán necesario el uso de revestimientos de goma o poliuretano, según el peso a transportar y el grado de protección requerido.

Resistencia a la rodadura: La resistencia a la rodadura baja al aumentar la dureza del revestimiento y el diámetro de la rueda. También las características del pavimento importan: Los mejores resultados se obtienen sobre superficies duras y compactas. Para mejorar la deslizabilidad es conveniente emplear ruedas con cojinetes de bolas antes que con cojinetes a rodillos o con buje a arrastramiento. En caso de movimiento manual, es recomendable el uso de ruedas de gran diámetro con adecuados órganos de rodamiento.

Velocidad: La velocidad de ejercicio influye notablemente sobre la capacidad de la rueda. Velocidades superiores a los 4 km/h con empuje manual requieren ruedas con una capacidad mayor. Para empujes mecánicos se debe elegir un tipo de soporte adecuado (con órganos de rotación templados y de precisión), dispuesto de manera que garantice la mayor estabilidad del vehículo y la mejor distribución de la carga. Una adecuada elección del soporte giratorio evitará el golpeteo típico de las velocidades más elevadas.

Temperatura: Empleos a temperaturas diferentes a la norma -entre 15 y 28 ºC- requieren un tipo de rueda adecuado para las reales condiciones de trabajo (por ejemplo, ruedas monolíticas lubricadas con grasa especial para las temperaturas más bajas).

Otras condiciones desfavorables: Hoyos, rieles, peldaños, guías de cancelas, desniveles y otros obstáculos hacen conveniente el empleo de ruedas con revestimiento de goma elástica o poliuretano blando, con el mayor diámetro posible. La presencia de virutas, fragmentos de vidrio, escorias de fundición y residuos hacen necesario el uso de ruedas de acero, de fundición o con revestimiento de poliuretano. Aceites, grasas, humedad y ciertos agentes químicos agresivos hacen conveniente emplear ruedas monolíticas de nylon o nylon con revestimiento en poliuretano.

No se debe olvidar que las informaciones facilitadas por los fabricantes sobre la resistencia de los materiales a ciertas sustancias químicas tienen un valor genérico, ya que la resistencia a dichas sustancias depende de su concentración, de la temperatura, humedad y el tiempo en el cuál se verifica el contacto. Asimismo, mezclas de dos o más sustancias pueden provocar efectos diferentes de los especificados para cada sustancia.

Fuente: LAG. ‘Consideraciones generales’.

Las ruedas de poliuretano en el mercado global
El mercado global de ruedas de poliuretano está formado por diferentes proveedores internacionales, regionales y locales. América del Norte es principal región en cuanto a la producción y consumo de ruedas de poliuretano, mientras que China es la región de más rápido crecimiento.

Se prevé que la competencia en el mercado se incremente con el aumento de la innovación tecnológica y las actividades de fusiones y adquisiciones que se producirán en el futuro. Además, muchos proveedores locales y regionales están ofreciendo productos de aplicaciones específicos para usuarios finales variados. A los nuevos proveedores que ingresan en el mercado les resulta difícil competir con los proveedores internacionales en el ámbito de la calidad, la confiabilidad y las innovaciones en tecnología.
Fuente: Global Polyurethane Casters Market Research Report 2018.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn