Panter septiembre 2018
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
LAVOR Tienda Diferente
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

En permanente competencia con productos de fabricación masiva y baja calidad, así como con copias fraudulentas, el sector español de la herramienta de mano responde innovando y ofreciendo un mejorado servicio postventa. Como recompensa a este afán, la marca de fabricado en España se ha convertido en un distintivo internacional frente al producto importado de Asia.

Una herramienta de mano es un utensilio de trabajo utilizado generalmente de forma individual y que requiere para su accionamiento la fuerza motriz humana. Las herramientas de mano han evolucionado mucho en los últimos años en cuanto a funcionamiento y seguridad. Los mecanismos actuales apuntan a que el usuario consiga el mayor rendimiento con el menor esfuerzo posible. Productos como tenazas, destornilladores, sargentos y cepillos metálicos han cambiado la composición de sus mangos y varillas o su ergonomía. Asimismo, las herramientas se han hecho mucho más seguras.

Además, el tipo de cambio del euro/dólar es otro de los problemas que puede afectar al sector si supone un encarecimiento del producto europeo frente a los de los países dolarizados.

Tal como señala David Mármol, director general de Kraftwerk Ibérica, “el mercado español sigue altamente influenciado por la presión de los precios y la saturación que produce la continua entrada de nuevos competidores exteriores. Las grandes superficies presentan altas barreras debido a que priorizan su marca propia”. Para Mármol “el mercado no ha variado mucho últimamente, salvo por el hecho de que la incertidumbre política actual añade una dificultad mayor y que las empresas necesitan tener una estrategia multicanal para controlar sus precios y tratar de protegerse de las amenazas externas (fabricantes/importadores extranjeros)”.

En este escenario, los fabricantes españoles trabajan con los centros tecnológicos con el objetivo de investigar en nuevos materiales y nuevos procesos y lograr productos de mayor calidad y más económicos.

EL MERCADO Y SUS DEMANDAS
Los principales clientes del producto, que exigen una alta calidad del mismo, son la industria metalmecánica, las petroleras, los gaseoductos, la industria automotriz, la aeronáutica, las centrales hidroeléctricas, las minas y la construcción (albañilería, carpintería, electricistas, etc.). El bricolaje es otro segmento importante de la demanda, si bien tiende a comprar productos más económicos y de menor calidad.

Para el director general de Kraftwerk Ibérica, el cliente se ha vuelto más exigente y sus expectativas en la búsqueda de una experiencia de compra satisfactoria son cada vez mayores. “Precio y servicio son las variables que determinan, en la mayoría de los casos, la opción de compra. Obviamente, el cliente profesional requiere unos estándares de calidad mayores, pero no a cualquier precio”, reflexiona. En cuando a los desafíos futuros, cree que “saber diferenciarse del resto de competidores va a ser fundamental, junto con posicionarse en el mercado como imagen de marca de una manera clara en la mente del consumidor”. “Uno de los riesgos más grandes es el de pasar desapercibido y que el cliente no aprecie el valor que los fabricantes podemos aportarle”, continúa.

En el caso de Kraftwerk, ese valor se centra en proporcionar soluciones completas a sus clientes, siempre con el foco puesto en la innovación y el diseño. “No sólo proporcionamos una herramienta de calidad, sino el recipiente -maletines, carros de herramientas, bolsas y el almacenamiento -muebles de taller- de la misma, para que todo se integre de acuerdo con sus necesidades”, señala David Mármol. Necesidades que, muchas veces, se adelantan: “Acabamos de sacar al mercado una herramienta que prácticamente nadie tiene, un cortador de cabos inalámbrico que está siendo todo un éxito de ventas en el sector náutico, en el que hemos entrado fuerte y donde queremos ser un referente.

EL SECTOR EN CIFRAS
Según el informe del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) ‘España: sector de herramientas de mano’, a principios de la década el sector estaba representado por unas 32 empresas (50% medianas, 35% pequeñas y 15% grandes organizaciones de más de 100 trabajadores y con capital extranjero). Las empresas medianas, especializadas en un producto de gran calidad y con una buena imagen en el mercado nacional, concentran muchos esfuerzos en la exportación.

Con una producción localizada en pocas áreas geográficas, destaca claramente el País Vasco, que concentra cerca del 80% de las empresas. Lo siguen Cataluña (11%), La Rioja (7%) y Madrid (2%).

En cuanto a las ventas, las empresas asociadas a ESKUIN, Clúster de la ferretería y el suministro industrial, elevaron sus ventas globales en 2017 en un 5,95%, alcanzando los 358 millones de euros, frente a los 338 millones de euros que se registraron en 2016. Asimismo, las ventas en el mercado interior subieron un 8,47%, llegando a una cifra de 183 millones de euros.

Las exportaciones, también en crecimiento en 2017, llegan a los 175 millones de euros, con un incremento del 3,44%, sobre la cifra alcanzada en 2016 que fue de 169 millones de euros.

En el análisis por sectores destaca especialmente la subida del 10,65% experimentada por las ventas realizadas al sector de la construcción, siguiendo la misma tendencia que en el ejercicio anterior. Sube también un 7,67% la cifra correspondiente a la industria. Respecto al tercer sector de destino, la agricultura, se recupera de la bajada experimentada en 2016 y crece un 1,81%.

La distribución de las ventas al exterior es bastante parecida a la del año anterior: la Unión Europea encabeza las exportaciones con un 71,4%. Le sigue el continente americano con un 11,57%, Oriente medio, un 7,03% y con menor representatividad, Asia y Oceanía, 3,38%, Rusia y Europa del Este, 3,36% y África, 3,26%.

César Sainz, presidente de ESKUIN, señala que el buen comportamiento de las ventas responde no sólo a la coyuntura económica, sino también al “claro reconocimiento” que en el mercado tiene el conjunto de fabricantes de productos de alta gama que conforma el colectivo de ESKUIN. Para Sainz, “no resulta pretencioso decir que España -y concretamente el País Vasco-, junto con Alemania, son los principales fabricantes de producto ‘high end’ de Europa, y por lo tanto la marca de fabricado en España es un distintivo internacional frente al producto importado de Asia”.

El empleo se mantiene estable, con una cifra cercana en 2017 a las 1.900 personas ocupadas, prácticamente replicando el dato de 2016.

PREVISIONES PARA 2018
Los datos positivos que ofrece el sector dan continuidad a los incrementos que tanto la producción como la exportación han venido experimentando en los últimos cuatro años. Desde el sector se aborda el año con buenas perspectivas, basadas en los niveles de confianza empresarial que hacen prever que las carteras de pedidos se mantendrán o incluso mejorarán con respecto al anterior trimestre. Por ello, se estima para el ejercicio 2018 un crecimiento similar al conseguido el año pasado, tanto en producción como en exportación.

PRINCIPALES RETOS DEL SECTOR
La digitalización destaca como el principal reto del sector, lo que afecta especialmente a la transformación de los canales y procesos de venta. Tal como señala el presidente de ESKUIN a CANAL FERRETERO, “el canal online crece cada año y va ganando fuerza frente al canal tradicional. La eficiencia y control de nuestros procesos productivos y los servicios que prestan los productos también se están viendo afectados por la digitalización. Por último, la digitalización afectará también a la propia configuración, utilidades y prestaciones de nuestros productos”.

Relacionado con este desafío, el otro gran reto al que se enfrentan nuestras empresas es la atracción de talento hacia la industria. “La digitalización industrial va a generar una necesidad de nuevos perfiles y de recapacitación de los existentes. Es por otro lado un hecho que, hoy en día, encontrar personas adecuadamente formadas es una de las principales dificultades que afrontan nuestras empresas, por lo que debemos ser atractivos para las nuevas incorporaciones”, advierte César Sainz.

ACCIDENTALIDAD, UN RIESGO QUE SE MINIMIZA
Los accidentes producidos por las herramientas manuales constituyen una parte importante del número total de accidentes de trabajo, en particular de los de carácter leve. Según el avance enero-mayo 2018 sobre Estadística de Accidentes de Trabajo (ATR) publicado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en el mencionado periodo se produjeron 245.922 accidentes de trabajo con baja, 27.263 de ellos relacionados con trabajos con herramientas manuales. De estos últimos, 27.030 fueron accidentes leves, 209 graves y 24 muy graves.

Del total de accidentes relacionados con herramientas manuales, 19.351 se produjeron al realizar trabajos con herramientas manuales sin motor, y 6.705 por herramientas manuales con motor (en los 1.207 casos restantes no se especifica el tipo de herramienta).
Los accidentes originados por herramientas manuales suelen tener una escasa consideración en las técnicas de prevención por la idea, muy extendida, de que las lesiones que producen son de escasa gravedad. A ello se suma la influencia del factor humano, más difícil de abordar que los aspectos técnicos. Sin embargo, el empleo de estas herramientas abarca prácticamente a todos los sectores de actividad industrial, por lo que el número de trabajadores expuestos es muy elevado. Golpes y cortes en las manos y en el resto del cuerpo, lesiones oculares por partículas provenientes de objetos con los que se trabaja o de la propia herramienta, y esguinces por sobreesfuerzos o gestos violentos son las lesiones más habituales asociadas a la utilización de herramientas manuales.

CÉSAR SAINZ DE DIEGO, PRESIDENTE DE ESKUIN: ‘LA ASOCIACIÓN ES UN MAGNÍFICO PUNTO DE ENCUENTRO’

- ¿Qué aporta ESKUIN al mercado de las herramientas manuales y de qué manera defiende los intereses de sus asociados?
- Desde ESKUIN trabajamos en ofrecer a nuestros asociados servicios de alto valor añadido y un contexto de cooperación que les permitan afrontar sus retos con mayores garantías de éxito, en áreas como tecnología, internacionalización, comunicación y atracción de talento.

Promovemos y defendemos los intereses de empresas cuya característica es ser fabricantes, que como tales conocen, gestionan y cuidan toda la cadena de valor para ofrecer un “producto premium” con reconocido prestigio a nivel mundial. Contribuimos con nuestros servicios asociativos a que las empresas sean cada vez más competitivas e innovadoras.

También llevamos a cabo una intensa labor de representación ante las instituciones y organismos nacionales e internacionales, trasladando de primera mano la realidad del sector y sus necesidades.

- Líneas de trabajo futuras de la asociación. ¿Dónde está puesta la mirada de ESKUIN?
- Evidentemente nuestras líneas de trabajo van encaminadas a ayudar a las empresas a afrontar los retos mencionados anteriormente: digitalización, personas y posicionamiento internacional como fabricantes de producto premium. En este sentido, la asociación es un magnífico punto de encuentro y de intercambio de experiencias y de buenas prácticas que se ve reforzado por nuestra pertenencia a AFM Clúster, la organización que representa los intereses de la Fabricación Avanzada y digital en España. Compuesta por cuatro asociaciones industriales (ESKUIN, AFM, ADDIMAT Y AFMEC), agrupa a más de 400 empresas, que emplean a más de 12.500 personas y facturan más de 2.500 millones de euros. Además de las herramientas de mano, ferretería y el suministro industrial, los otros tres sectores, relacionados y sinérgicos a los que AFM Clúster da servicio son la máquina-herramienta y las tecnologías de fabricación avanzada, la fabricación aditiva e impresión 3D y el mecanizado y la transformación metalmecánica.

Asimismo, la presidencia de CEO (Comité Européen de l’Outillage, la asociación europea del ramo) nos brinda la oportunidad de reforzar la presencia de nuestras empresas en el mercado europeo, nuestro principal cliente, y de defender la fabricación propia de calidad contrastada, respetando los altos estándares y la normativa más exigente”.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn