PANTER WEB JULIO 2019
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
LAVOR 2019
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

“La mente es como un paracaídas, solamente funciona si se abre” A. Einstein. Las ferreterías cierran las farmacias crecen, la imagen, el servicio y el foro son tres claves de porque unas caen y otras viven. Un artículo de nuestro colaborador Diego Luis Martín Ordoño.

Mi ferretero de cabecera cierra… (Calle Dr. García Tapia). Si, muchas veces hablamos, con un punto de vista muy subjetivo, pero este es un caso real. Daniel ha decidido cerrar. Muchas pueden ser las razones para hacerlo, pero en este caso oí, dos muy claras. La primera, esto es muy sacrificado, ahora no trabajaré los fines de semana. Y la segunda, los precios están cada vez más bajos, ya no puedo competir.

No voy a entrar en valorar estas frases, son las que son y podríamos escribir un libro sobre el tema. Pero después de pasar por la ferretería de Daniel para copiar unas llaves, pase por la farmacia y cada vez parece más un “Boots” ingles (www.boots.com) donde ofrecen ya no solo medicinas, también: productos de belleza, artículos dietéticos, perfumería,… y sobre todo servicios: análisis varios y personalizados, pruebas paramédicas, alquiler de muletas y sillas de ruedas, etc. La farmacia abre 24 horas, y de tres empleados ha pasado a unos 12. Además de esto, la cooperativa Cofares, ofrece tres entregas diarias.

Pensarás, estimado lector, que no se venden productos de farmacia en Amazon, cierto, pero hay muchísimas de las especialidades que vende esta farmacia que sí que se venden en el ecommerce.

Y analizando la situación, diré que para mí hay tres cosas que han hecho, en este caso concreto, que un negocio haya crecido y el otro vaya a cerrar:

El primero es la imagen. La farmacia, perdón las farmacias, han hecho una evolución tremenda al libre servicio por ejemplo con el mostrador (una mezcla muy atrevida pero eficiente), que salvo honrosas excepciones no se ha desarrollado en nuestras ferreterías. Además, las ferreterías que si han cambiado, no ofrecen a sus clientes una oferta que les permita descubrir, les ofrecen más bien un batiburrillo y promociones que yo llamo “logísticas”. No son promociones vendedoras, son sólo acumulaciones de producto.

El segundo es el servicio. Igualmente salvo excepciones muy honrosas, se ofrecen muy pocos servicios orientados al cliente de cercanía en las ferreterías, instalación, montaje, reparación… ¿Es suficiente? El poder tener cualquier, producto en horas, a un precio competitivo, ¿está sucediendo en las ferreterías?

El tercero el foro. Si, un centro de reunión. Entrar en una ferretería da igual el tamaño, es entrar en una tienda abarrotada, donde raramente se ve el final, donde no hay sitio para que tres personas se queden hablando. Muchas veces he observado conversaciones entre los clientes de las que podrían haberse aprovechado comercialmente los ferreteros y han terminado por hacerlas en la calle porque no había un espacio agradable donde estar. Lo que no ocurre en las nuevas Farmacias.

Por último, una breve reflexión, a modo de conclusión, esta misma tarde de lunes había 8 clientes en una tienda de Leroy Merlin y 2 vendedores en una tienda de BriCor (ningún cliente). El mes de marzo más raro en el comportamiento del cliente que he observado en mucho tiempo.

Esta primavera, está siendo excepcional, y significativamente no se ve movimiento en las secciones, están preparadas, todo parece apunto, pero el transito de clientes es mucho menor.

Seguro que si preguntamos a los responsables las cifras de venta y los márgenes son positivos…pero que tenemos que hacer para volver a tener al cliente en la tienda…Si no al igual que las “catedrales” estas quedarán como un recuerdo del pasado feliz.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn