PANTER BIOBACTER web abril 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Una casa protectora es aquella en la que te sientes abrigado, tranquilo y a resguardo, según Casaterapia, la filosofía impulsada por Leroy Merlin que busca mejorar la vida de las personas a través de la mejora del hogar.

"Hay casas en las que te sientes como en un castillo: una fortaleza en la que nada malo puede pasarte". Estas son, según Casaterapia, la filosofía impulsada por Leroy Merlin que busca mejorar la vida de las personas a través de la mejora del hogar, las llamadas casas protectoras. Son hogares que, definitivamente, te dan cobijo, te proveen de agua y calor, velan tus sueños y cuidan de tu salud. Leroy Merlin ha preparado estas cinco claves para lograr una casa de este tipo: 

1- Evita obstáculos innecesarios
Crea interiores amables en los que sea fácil moverse. Pregúntate si realmente tu casa es cómoda para que tú y los tuyos se muevan con facilidad. Equipa tu hogar con cabeza y piensa en las necesidades de cada uno de los miembros de tu familia.

2- Deja que corra el aire
Propicia espacios despejados utilizando solo lo necesario. No amuebles en exceso, no acumules cosas y deshazte de todo aquello que no utilices.

3- Separa y vencerás
¿Sabías que adoptando hábitos sencillos podemos reducir hasta el 80% de la basura que generamos? Utiliza envases identificados para que separar tus desechos sea una tarea más fácil: contenedores extraíbles, accesorios que comprimen latas y botellas, etc.

4- Conoce a tus aliados sostenibles
Cuidado con lo que botas. Muchas veces nos deshacemos de cosas que nos pueden ayudar en este proceso de reciclar. Un ejemplo de esto son los tarros de cristal, las latas de conservas, las cajas de fruta o los corchos de botella. Puedes pintarlos y decorarlos para reutilizarlos.

5- Sube el confort, baja el consumo
Sabemos que quieres una casa calentita en invierno y fresca en verano. El gasto energético es inevitable, pero lo puedes reducir. De nuevo, tu casa acude a tu ayuda: si está bien aislada, tu gasto bajará. Puedes encontrar aislantes ecológicos, de producción sostenible.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn