PANTER WEB JULIO 2019
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
LAVOR 2019
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Si bien en nuestro país los fabricantes de abrasivos no hacen públicos sus datos de facturación, desde la asociación nacional de fabricantes de abrasivos (ANFA) confirman un incremento, en conjunto, de entre un 3 y un 4% para 2018, lo que dibuja un panorama muy parecido al de los últimos años: el de un crecimiento magro, pero crecimiento al fin y al cabo. El empleo, por su parte, se ha mantenido estable.

En el mercado de los abrasivos coexisten dos segmentos claramente diferenciados: Si hablamos de usuarios profesionales podemos decir que el mercado es marquista, que prioriza la calidad y la seguridad y que demanda requisitos muy técnicos, teniendo el precio cada vez menos peso en la decisión de compra. En cambio el usuario particular, entregado a labores de reparación, mantenimiento y bricolaje, suele presentar una demanda técnica mucho menor y menos concienciación del producto abrasivo, tanto en términos de rendimiento como de seguridad.

Por lo mismo, ante esta demanda ‘bicéfala’, el mercado ofrece, por una parte, abrasivos de larga duración y agresividad, con formulaciones cada vez más exigentes en materia de contaminación ambiental y seguridad laboral –incluyendo el desarrollo de nuevas materias primas, con granos de geometrías cada vez más precisas y distribuciones más homogéneas-, y, por otra, productos de menor calidad y más sencillos de manejar.

En cuanto a los principales canales de distribución, encabezan la lista los suministros industriales que demandan productos de calidad profesional, seguidos de ferreterías, ventas por Internet y grandes superficies de bricolaje.

UNA MIRADA GLOBAL
Según un estudio de la consultora Markets and Markets, el mercado global de abrasivos se valoró en 40,20 mil millones de dólares en 2017, proyectándose que alcance los 56,59 mil millones de dólares para 2023, con una tasa de crecimiento anual compuesto del 5,97%. El año base considerado para el estudio es 2017, con tasa de crecimiento anual compuesto proyectada desde 2018 hasta 2023.

Al igual como ocurre en muchos otros sectores industriales, los crecimientos más significativos en el mercado de abrasivos a escala global se están dando en la zona de Asia/Pacífico. El informe de Freedonia Group "Estudio de la industria con previsiones para 2020 y 2025", que analiza seis regiones y 19 países en el periodo 2015-2020, señala que los cuatro mercados de abrasivos de más rápido crecimiento serán China, India, Indonesia y Tailandia. China, a la cabeza de esta lista, representará el 45% del crecimiento de las ventas de abrasivos a nivel mundial en el mencionado periodo, mientras que se espera que otros países de la región, como Filipinas, Malasia o Vietnam, exhiban buenos niveles de crecimiento a medida que se desarrollen sus sectores manufactureros. Sin embargo, las ganancias regionales se verán reducidas por un rendimiento lento en Japón, quien fuera el tercer mercado de abrasivos en el mundo en 2015.

Por otra parte, se espera que los productores internacionales continúen enfocando sus inversiones en operaciones de manufactura en regiones con menores costos, limitando las ganancias de la producción de abrasivos en regiones como América del Norte y Europa Occidental, mercados que, además, ya se consideran maduros. También se esperan considerables crecimientos en la zona de África y Medio Oriente, si bien seguirán teniendo un porcentaje pequeño de la tarta global.

El crecimiento de las ventas en Europa del Este superará al de Europa Occidental, a medida que crece el peso de muchos países de Europa del Este como fabricantes de bienes no perecederos. En cuanto a América Central y del Sur, se espera que las ganancias se mantengan dentro del promedio, ya que muchos países de la zona están experimentando situaciones de agitación política y económica recientes, lo que seguirá teniendo impacto durante el periodo 2015-2020.

ABRASIVOS RECUBIERTOS Y AGLOMERADOS, A LA CABEZA
Los abrasivos recubiertos y aglomerados seguirán dominando el mercado mundial, esperándose que alcancen un 76% de las ventas totales para 2020. También se espera que crezca la cuota de mercado de los abrasivos aglomerados hechos con materiales superabrasivos, principalmente por la caída de los precios de las materias primas, lo que está haciendo estos productos más competitivos. Por otra parte, los abrasivos sueltos en grano y polvo mantendrán su pequeña cuota de demanda -cercana al 14% del total- para 2020. Finalmente, el informe de Freedonia Group pronostica un aumento de las ventas de abrasivos metálicos a una tasa superior de la media, beneficiándose de una mayor demanda de productos metálicos de limpieza y mantenimiento en todo el mundo.

VENTAS POR VOLUMEN
En términos de volumen, la consultora Qurate cifra las ventas globales de abrasivos en 4873.67 K Tons en 2016, previéndose que alcancen las 7689.43 K Tons para el año 2022. Dicho crecimiento en el mercado se debería a la creciente demanda de automóviles, dispositivos médicos y equipamientos electrónicos.

COMPETITIVIDAD… Y RECUPERACIÓN
Para Qurate, de cara a los años futuros se mantendrá la tendencia a la baja de los precios de los últimos años. Asimismo, a medida que se intensifica la competencia, la diferencia de precios entre las diferentes marcas se irá reduciendo.

A pesar de la presencia de problemas de competencia, debido a que la tendencia de recuperación global es clara, los inversores se mantienen optimistas sobre este mercado, esperándose nuevas inversiones en el futuro. Pese a ello, no debe olvidarse que hablamos de un mercado en general maduro, en el que se observa una clara concentración empresarial.

OSA, GARANTÍA DE SEGURIDAD
Las operaciones de desbaste y corte pueden presentar graves riesgos si el producto abrasivo no se usa correctamente. Principalmente en los procesos de operaciones abrasivas manuales, miles de accidentes, algunos de ellos mortales, ocurren cada año, sin que existan hoy en día normas de seguridad vinculantes para los abrasivos.

Por ello y en el año 2000, 17 fabricantes de abrasivos fundaron la Organización para la Seguridad de Abrasivos (oSa), con el objetivo de permitir a los usuarios, distribuidores y compradores distinguir los abrasivos con un nivel de seguridad garantizado de aquellos con seguridad desconocida a través de la marca registrada oSa.

Cada compañía que solicita ser miembro de oSa deberá someterse a una inspección de fábrica llevada a cabo por un auditor independiente. Además de la inspección de las instalaciones de producción, se auditarán los métodos de prueba y evaluación, así como la capacidad del fabricante para cumplir continuamente con los más altos estándares de seguridad.

Desde su fundación, oSa se ha convertido en un organismo internacionalmente reconocido en lo referente a la seguridad de los productos abrasivos. A nivel mundial, prácticamente todos los fabricantes de productos conformes con UNE-EN son miembros de esta organización. Más del 70% de los abrasivos utilizados en operaciones manuales existentes en el mercado ahora mismo están etiquetados con su logotipo, y por lo tanto cumpliendo con los altos estándares de seguridad autoimpuestos.

El Código Ético de oSa garantiza, al amparo de la Declaración Universal de Derechos Humanos y de las Convenciones de la ONU sobre Seguridad Laboral, el no empleo de niños en las fábricas, la protección de la maternidad de trabajadoras y el tener activo un plan de salubridad e higiene de los centros de trabajo, entre otras obligaciones.
Fuente: Klingspor / oSa.

ALGUNAS PRECAUCIONES
La fabricación de las herramientas abrasivas en la mayoría de los países se rige por unas normas muy estrictas. Con el objetivo de asegurar su calidad, se han desarrollado sistemas de homologación. En Europa los fabricantes se han reunido en torno a la Federación Europea de Productos Abrasivos (FEPA) y han creado un código con el que marcan con la letra P las herramientas que cumplen con sus valores estándar.

Por otra parte, a fin de minimizar en todo lo posible el riesgo de accidentes la ley exige unas precauciones básicas en su almacenaje y uso ya que se trata de productos frágiles. Así, por ejemplo, su almacenamiento debe hacerse en un lugar fresco y seco, evitando grandes variaciones de temperatura (entre 18-20º y con una humedad relativa de 45-65%). Asimismo, la utilización de las herramientas abrasivas no debe sobrepasar la fecha límite de empleo si el fabricante así lo ha indicado, y en cualquier caso, no deben sobrepasarse los tiempos de almacenaje establecidos por FEPA: 3 años para los productos de aglomerante de resina, 5 años para el caucho y 10 años para los vitrificados o cerámicos.

Finalmente, desde ANFA aportan una serie de consejos de seguridad, señalando que “deben ser entendidos como un recordatorio para el uso de las herramientas abrasivas, y nunca como sustitutivos del consejo y el estudio riguroso del fabricante”.

- Herramientas abrasivas: Elegir bien la herramienta abrasiva para el trabajo que se vaya a realizar y seguir las instrucciones de uso del fabricante. Nunca usar herramientas defectuosas.

- Máquinas o herramientas mecánicas: Cuando se trabaje con máquinas, no utilizar nunca protectores o elementos que cuelguen (delantales, mangas de camisa no abotonadas, etc.) ya que podrían enredarse en la máquina y provocar accidentes. Elegir la máquina adecuada al tamaño de la herramienta abrasiva. Equipar todas las máquinas con protectores o guardas, que deben ser proporcionales a la herramienta abrasiva y colocarse adecuadamente para la protección del operario.

- Polvo y gases: Las herramientas abrasivas deben ser utilizadas en áreas bien ventiladas. Se recomienda usar mascarillas para minimizar la inhalación de polvo y gases.

- Chispas: Las chispas que produce el esmerilado deben dirigirse hacia abajo, lejos de la cara o el cuerpo del operario y evitar hacerlo cerca de un material inflamable. Los protectores contra las chispas deben ser de un material no inflamable (cuero).

- Protectores corporales: Las gafas deben tener protección lateral, ya que las partículas desprendidas pueden venir de los lados. Se recomienda que los guantes tengan un nivel mínimo de protección EN388 categoría 2, así como contar una protección auditiva según norma EN352 en todos los casos en que el trabajo se realice de forma manual, independientemente del nivel de ruido.
Fuente: ANFA.

NORMATIVA DE LOS ABRASIVOS
En Europa ha sido redactada una extensa normativa para garantizar que los procesos de fabricación, las materias primas empleadas y la calidad final de la herramienta abrasiva, independientemente de su aptitud para el trabajo para el que fue diseñada, sean los adecuados para la salud y la seguridad de los trabajadores y los usuarios. Organizaciones y agrupaciones de fabricantes y profesionales trabajan para garantizar a los usuarios la calidad y seguridad de este tipo de herramientas y entre estas destacan:

Puesto que no siempre lo más barato resulta lo más rentable ni lo más aconsejable para la salud, desde ANFA recomiendan utilizar solamente herramientas abrasivas que cumplan con los más altos estándares de seguridad. Deben llevar grabado el número de la Norma Europea de Seguridad “EN” y/o OSA que corresponda.
EN 12413 para los abrasivos aglomerados (muelas).
EN 13236 para los superabrasivos (diamante o CBN).
EN 13743 para ciertos abrasivos flexibles (discos de fibra vulcanizada, cepillos de núcleo o con eje, discos de láminas).
Fuente: ANFA.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn