PANTER WEB JULIO 2019
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
LAVOR 2019
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El blanco y el beige, combinados con colores suaves y elementos como plantas, madera natural o estampados; son ideales para evocar diferentes ambientes y afrontar las altas temperaturas según la marca de pintura profesional.

El verano está a la vuelta de la esquina. Ante la llegada de las altas temperaturas y los días de intensa luminosidad, el color cobra un papel protagonista como excelente herramienta para hacerles frente. Su capacidad para suavizar el entorno y generar ambientes agradables, combinada con el estilo adecuado, se convierte en el mejor antídoto para afrontar la temporada de calor. Estas son las indicaciones que Bruguer da esta temporada 2019:

Un año más, el blanco aparece como una de las mejores opciones para ser el protagonista de nuestro hogar. Sin embargo, en interiores, huiremos del tradicional blanco puro o marfil, puesto que en contraste con la luz puede llegar a resultar molesto. A cambio, buscaremos un blanco más grisáceo o natural, sirviéndonos de colores como el negro o el marrón para oscurecerlo y obtener así un blanco ‘roto’, que además combina a la perfección con colores de mayor intensidad como el azul cielo, el amarillo o el naranja. No sucede igual en los exteriores, donde la intensidad del blanco puro aporta mucha frescura y viveza.

Tampoco pasa de moda el beige, otras de las principales tendencias de la temporada veraniega. Tanto éste como el blanco ‘roto’ son ideales a la hora de buscar combinaciones con plantas, madera natural o estampados geométricos y tropicales.

A partir de estas pequeñas recomendaciones, podemos evocar varios espacios y ambientes. Aires diferentes para disfrutar del verano de la manera que más nos guste.

Aires nórdicos
Utilizando el protagonismo del blanco y el beige, podemos crear un apacible y relajado clima nórdico, siempre jugando con muebles de madera natural, así como el mimbre y el lino. Es una combinación que se adapta muy bien a cualquier espacio de la casa. Absorbe la luminosidad y la distribuye de manera uniforme.

Aires del mar
No podía faltar la presencia del verde que, a diferencia de otros veranos, acoge esta vez una dimensión algo más turquesa. Una manera genial para evocar el dinamismo y la frescura que nos ofrece el mar. Contrasta a la perfección con colores como el amarillo, así como con estampados, elementos multi-color y alguna que otra forma geométrica, siempre que no se abuse.

Aires tropicales
En último lugar, hablaremos de los rosados y amarillos, capaces de convivir entre sí para llenar tus habitaciones de alegría y movimiento. Mantienen una excepcional relación con telas de motivos tropicales, plantas y cualquier otro elemento que sea capaz de trasladarnos a esta zona del planeta, como pueden ser los estampados o las formas geométricas curvas.
Para poner en práctica estas tendencias, los usuarios pueden acudir a la gama Colores del Mundo, diseñada para inspirar y facilitar la elección del color; o también puede optar por ULTRA RESIST - Adiós a las manchas, que repele las manchas y consigue además un acabado mate perfecto.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn