PANTER WEB JULIO 2019
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
LAVOR 2019
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Iluminación, ventilación, climatización y aislamiento, son cuatro factores claves para ser más eficiente en el hogar. Más de la mitad del parque de vivienda español presenta deficiencias energéticas. El 30% de la energía de nuestros hogares se escapa por el tejado.

En la actualidad, el 60% del parque de viviendas español tiene más de 25 años y presenta condiciones muy deficientes en términos energéticos. La energía consumida en edificios es mayor a la del transporte y el sector de la industria según datos del Instituto para la Diversidad y el Ahorro de Energía. La energía se pierde en gran parte a través de los suelos, ventanas y cubiertas. Concretamente el 30% de la energía se escapa por el tejado y el 25% por las paredes. Ante esta problemática, gran parte de los españoles temen la subida de la luz, pues dos tercios del consumo total va ligado a los sistemas de climatización (calefacción y aire acondicionado).

La iluminación, ventilación, climatización y aislamiento son aspectos clave para una mejor eficiencia energética. Aunque en primera instancia las obras puedan resultar de gran magnitud, aseguran el bienestar en el hogar y son una inversión en calidad de vida. Habitissimo, plataforma líder en reformas, establece que los elementos que habitualmente deben intervenir son las instalaciones térmicas, la envolvente del edificio, las ventanas, balcones, lucernarios y los puentes térmicos (aquellas zonas donde cambia la uniformidad de la construcción y que causa pérdidas de calor).

Tener un buen aislamiento en paredes y techo puede llegar a reducir más de un 30% los gastos en refrigeración. Para asegurarte de que el calor no entra por estas partes de tu hogar, aplica materiales aislantes de la forma más adecuada a cada situación. En el mercado hay multitud de soluciones, desde las más sencillas como pinturas que reflejan la luz y desvían el calor, hasta las más sofisticadas, como fachadas ventiladas. Si estas mejoras se realizan en el marco de una reforma integral, el coste no será tan elevado. Para una obra de 30.000 y 40.000 euros, el presupuesto se encarecería entre un 10% y un 20%, pero permitiría a la larga un ahorro mínimo del 40%. Si la vivienda es anterior a los años ochenta, la reforma puede brindar un ahorro energético de entre el 30% y el 80%, si es posterior reduce el gasto entre un 30% y un 60%. Además, en el 80% de los casos el aislamiento térmico también es acústico.

Por otro lado, el 25% de la energía se pierde a través de las ventanas. Un correcto aislamiento no sólo de ventanas, sino también de marcos y cerramientos evitaría este tipo de pérdidas. Una de las mejores opciones son las ventanas con sistema de rotura de puentes térmicos que integran un sistema aislante contra la entrada de calor. El precio dependerá del tamaño, entre 200€ por una ventana y 900€ por las cristaleras correderas del balcón.

El aire acondicionado también juega un papel fundamental en el ahorro de energía. Antes de realizar cualquier compra es primordial estudiar la potencia, la clasificación energética y la presión sonora. Respecto la clasificación energética, aquellos calificados como A+++ son los más eficientes. En términos energéticos, los que incorporan tecnología inverter son los más recomendables, pues tienen menor consumo, alcanzar la energía deseada más rápido y presentan mayor silencio y durabilidad. La tecnología inverter puede suponer hasta un ahorro del 25% en la factura de la luz.

Los toldos aportan privacidad y permiten que nuestro hogar se aisle del calor en verano. Un toldo de calidad puede reducir el calentamiento hasta en 10 grados y evitar el “efecto lupa” ya que detienen la radiación antes de cruzar el cristal y la energía solar no llega a entrar en la vivienda. En el momento de elegir la lona hay que tener en cuenta que como más grueso sea el tejido, más luz bloqueará, y que una buena lona es capaz de bloquear del 90 al 100% de los rayos UVA. El precio medio de la instalación de un toldo enrollable de 3m de ancho es de 350 euros, según los presupuestos registrados en habitissimo y el tiempo estimado para la instalación es de 1 día. De esta manera, al reducir el calentamiento de la casa también se usará menos aire acondicionado y la casa no tendrá un alto calor concentrado durante la noche.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn