PANTER WEB JULIO 2019
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
LAVOR 2019
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Aprovechando el relevo generacional en el negocio, la histórica Ferretería Echevarría ha llevado a cabo una reforma integral de su histórico establecimiento en el centro de Sevilla para convertirla en una tienda moderna y eficiente.

El cambio estratégico en Ferretería Echevarría ha consistido en ubicar su gran especialidad, el servicio de reproducción de llaves y mandos, cerrajería y manillas, en la zona más alejada de la entrada de la tienda. El objetivo ha sido conseguir que el cliente circule por toda la tienda, con los beneficios para la venta que ello supone. El resultado final ha sido un espacio amplio y bien iluminado que invita al cliente a recorrerlo sin prisas, hasta llegar a la zona de duplicado de llaves y mandos. La zona de trabajo ha sido equipada con varios mostradores de atención profesional para dar el mejor servicio a los clientes y, a los empleados, un espacio de trabajo muy cualitativo. Los beneficios de esta reforma realizada durante el pasado mes de agosto ya han sido comprobados por los responsables de la nueva tienda.

Ferretería Echevarría ofrece a sus clientes 238 m2 de sala de ventas donde se han implantado secciones tradiciones de ferretería como electricidad, fontanería, herramientas, pinturas, adhesivos, baño, menaje, tornillería, ferretería del hogar, de la puerta y del mueble, etc. La profundidad de la reforma acometida y su adaptación al modelo de tienda corporativa de Cadena88 ha convertido a Ferretería Echevarría en el referente de esta central en la comunidad andaluza.

Un poco de historia
Ferretería Echevarría nació en 1955, fundada por D. José María de la Iglesia Sánchez para suministrar material a una empresa de ascensores de su propiedad, Ascensores Echevarría. La ferretería inició su andadura en un pequeño local en la esquina de la calle Asunción de Sevilla, donde hoy sigue ubicada con ampliaciones de espacio realizadas años más tarde. A finales de los sesenta su hijo Luis de la Iglesia Echevarría se hizo cargo del negocio cambiando el enfoque comercial del negocio para cubrir las necesidades domésticas que el barrio de Los Remedios demandaba. Ya fue en la década de los años 80 cuando Ferretería Echevarría se especializa en el mundo de la cerrajería y duplicado de llaves que le ha hecho famosos en la ciudad. Recientemente, la tercera generación familiar ha tomado el relevo y son los hermanos José María y Luis de la Iglesia García, nietos del fundador, quienes continúan adelante con la saga ferretera.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn