PANTER VIBATECH WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Las mosquiteras son de fácil instalación y, además de evitar que entren bichos, ayudan a ahorrar en la factura de la luz.

Con la llegada del verano, abrir las ventanas al caer la noche es un clásico. Para evitar la entrada de insectos, polvo o suciedad, una solución económica y de fácil instalación son las mosquiteras, que además permiten ahorrar en la factura de la luz al no tener que utilizar climatizadores.

Así, Leroy Merlin ofrece una solución sencilla que no requiere mantenimiento y se adapta a cualquier tipo de ventana. Gracias a las mosquiteras no será necesario el uso de productos químicos para deshacerse de los molestos insectos, mientras podremos disfrutar del aire fresco en verano. Además, desde la Comunidad de la compañía, se podrá aprender a colocar mosquiteras con la ayuda de sus expertos en un taller el próximo 18 de junio.

Antes de instalar una mosquitera, es importante conocer los diferentes tipos: desde fijas, que constan de una malla y cinta adhesiva de doble cara o velcro; las enrollables, que son las más comunes y versátiles para colocar en todo tipo de ventanas, o las de balconera y puerta, con varios modelos y con un uso similar al de una cortina.

Además, deberemos tener a mano el kit de montaje, una sierra de arco para metales, que sirve tanto para cortar el aluminio como el PVC y, por último, la guía de corte para sacar el corte recto.

Estos son los cinco pasos de Leroy Merlin que podemos seguir para su instalación:

1.Medir la anchura del hueco de la ventana y descontar los centímetros de la tapa y carcasa o lo que recomiende el fabricante. Medir en tres puntos para comprobar que el hueco es completamente paralelo. Si no es así, tomar la menor medida.

2.Quitar la tapa del lateral del cajón por la que vas a serrar y cortar a continuación a medida el cajón con un arco de sierra y una hoja para metales. Marcar previamente la línea de corte con un rotulador. Para sacar el corte recto, lo mejor es utilizar un guía de corte.

3.Atornillar la tapa al lateral del cajón y colocar las carcasas laterales de sujeción del cajón a la pared. Colocar el cajón en su lugar. Ajustar el tornillo de sujeción con una llave Allen o atornillar las carcasas a la pared.

4.Medir la altura del hueco y descontar el ancho del cajón para cortar a medida las guías laterales. Cortar las guías de la misma manera que se hizo con el cajón. Quitar las rebabas con la lima para metales.
          
5.Poner las tapas y carcasas de las guías en la parte inferior de las guías y meter cada una de las guías dentro de la aleta de la carcasa. Procurar que queden verticales. Ajustar la posición de la carcasa y de las guías apretando el tornillo de apriete de las guías.

Otra opción todavía más fácil y casera es poner una malla con cinta adhesiva, cortando una malla a medida y pegándola con cinta adhesiva de doble cara o velcro.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn