PANTER BRIO WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Bosch propone un paso a paso para crear originales stickers con los que ir marcando las diferentes alturas de los niños de forma decorativa y creativa.

En muchos hogares señalar los cambios en la altura de los más pequeños de la casa en los marcos de las puertas es una tradición. Este sencillo hábito, sin embargo, puede convertirse en una costumbre mucho más divertida si las marcas se realizan, en lugar de con una simple línea, en un cohete, en una flor, en un árbol o en cualquier otro objeto que la imaginación pueda recrear. Bosch propone un paso a paso para crear estos originales stickers con los que ir marcando las diferentes alturas de los niños de forma decorativa y creativa.

Materiales y herramientas
Pegamento en barra para fijar la plantilla
Bolígrafo o lapicero para copiarlo en el fieltro
Fieltro autoadhesivo en distintos colores (180 x 120 cm)
Tijeras
Espátula para fijar el fieltro a la pared
Láser Zamo de Bosch

Paso 1 – Selecciona diseño y elabora la plantilla 
Antes de comenzar, escoge una de las plantillas (se pueden descargar aquí en formato PDF) e imprímela. En esta ocasión vamos a elaborar un árbol como ejemplo.
Recorta las distintas DIN A4 de forma que el margen derecho y el margen de la parte superior se impriman a la izquierda en cada página. Usa estos márgenes como tiras adhesivas. A continuación, reviste con pegamento los márgenes y acóplalos en función del sistema numérico que se indique al imprimir. Ahora, recorta todas las áreas blancas, de manera que solo quede el contorno dibujado por el área gris.
Nota: Para una mayor estabilidad, imprime la plantilla en un papel de mayor gramaje (100 gr / m2).

Paso 2 – Transfiere el diseño al fieltro
El siguiente paso es situar el fieltro autoadhesivo en una mesa grande o en el suelo. Hay que asegurarse de que la cara con la película adhesiva quede colocada bocarriba (con su película protectora). Después, la plantilla obtenida en el paso anterior se coloca sobre el fieltro y, con un lapicero o bolígrafo, hay que señalar el contorno para transferir el diseño.
Consejo: Para crear un diseño único, utiliza tres fieltros de colores distintos para las distintas hojas, que se utilizarán para marcar los cambios de altura.

Paso 3 - ¡A recortar! 
¡Es el momento de dividir el trabajo! Mientras los mayores recortan el diseño básico marcado en el fieltro, los más pequeños pueden colaborar perfilando las hojas.

Paso 4 – Sitúa el medidor en la pared
Para colocar la base principal del medidor contra la pared, primero comprueba las dimensiones del marcador y el espacio que ocupará. Posteriormente, aparta poco a poco la película adhesiva y aplica el árbol desde abajo hacia arriba. Con mucha suavidad, puedes utilizar una espátula para asegurarte de que el fieltro se queda completamente pegado a la superficie.

Paso 5 - ¿Cuánto mides?
Tras colocar la pegatina, llega el momento de señalar las alturas. Para ello, simplemente coloca un libro (u otra superficie plana y ligera) sobre la cabeza del niño. Sitúa el láser Zamo de Bosch contra la pared, bajo la tapa del libro; mantenlo recto y pulsa el botón para medir. Escribe la altura y la fecha mostrada en una de las hojas preparadas y pégalo en la posición y altura correspondiente.
Además, puedes también rellenar otras hojas con pequeñas palabras clave que señalen hitos o eventos importantes durante el crecimiento. ¡Esta creativa pegatina crecerá a la par con el pequeño y servirá para contar su propia historia!

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn