Panter septiembre 2018
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
LAVOR Tienda Diferente
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El hogar sigue siendo una de las prioridades para los españoles, por ello el año pasado se reformaron casi un millón y medio de viviendas en España.

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac), estima que el año pasado se reformaron casi un millón y medio de viviendas en España, es decir, un 2,3% más que en 2016, debido al incremento de las operaciones de compraventa de inmuebles. En 2017, se realizaron 464.346 transacciones de compraventa de viviendas en el territorio español, según el INE. De estas transacciones, el 82% se realizaron sobre viviendas de segunda mano y un 18% sobre vivienda nueva.

Y es que, la vivienda -especialmente la primera vivienda- es el principal activo dentro del patrimonio no financiero de las familias españolas. Su peso es relativamente elevado, pero no tanto por su valor, que se encuentra en el promedio europeo y la crisis, sino por la alta proporción de vivienda en propiedad, muy por encima de la media que se registra la eurozona. 

Por ello no es de extrañar que si se considera el bien más preciado, sea a la vez el bien más cuidado. Hay que tener en cuenta que los años pasan factura a los hogares, ya no solo a nivel estético, sino funcional. Los pisos antiguos tienen malas distribuciones donde es imposible aprovechar todos los metros de la vivienda y no suelen tener las medidas oportunas que ayuden ahorrar energía. Por ello, si andas pensando en meterte en una reforma, la plataforma Habitissimo, te ofrece todos los pasos que deberás seguir para evitar posibles disgustos antes, durante o después de la obra.

¿Qué tipo de reforma llevar a cabo?
¿Reformar solo una estancia o reformar el piso entero? Esta es una de las dudas que asaltan a quienes deciden embarcarse en una reforma. Por eso es imprescindible tomarse el tiempo necesario para pensar bien en todos los detalles. Es muy importante analizar qué se necesita y qué se desea realmente, para encontrar la solución más acertada. Una correcta planificación te ayudará a ahorrar recursos y malos ratos. No tener las ideas claras llevará a un fracaso directo y un gran gasto.

Una nueva distribución
Existen gran número de cambios espaciales pequeños y sencillos que no necesitan asesoría y pueden ayudar que la vivienda sea más espaciosa, como por ejemplo la pintura blanca o la iluminación correcta. Sin embargo si se pretende hacer una reforma importante, lo mejor sin duda es consultar con un profesional para que haga las modificaciones adecuadas: demoliciones y construcción de tabiques. El precio medio de tirar un tabique de 8m2 es de 320 euros, según los presupuestos registrados en Habitissimo, y el tiempo medio del desarrollo del trabajo es de 1 día.

Comprueba el estado de las instalaciones
Antes de llevar a cabo la reforma es recomendable que se realicen unas comprobaciones previas para detectar posibles deficiencias. Si se detectan grietas, desniveles en el pavimento o fisuras en el techo, puede significar que los elementos de apoyo estén deteriorados o sean inadecuados. Grietas en la tabiquería, cierres defectuosos de puertas o ventanas o desprendimientos del alicatado que pueden indicar movimientos impropios de la estructura del edificio. Si detectas que los paramentos recayentes a las fachadas están fríos, si percibes entradas de corriente de aire, o existen manchas de moho o humedad, abombamientos o desprendimientos de la pintura, pueden ser debidos al defectuoso sellado de las juntas de las carpinterías con la fachada, a defectos en la carpintería o de las juntas con el acristalamiento o a filtraciones por la fachada. En estos casos es recomendable consultar con un técnico cualificado el estado de la vivienda. El precio medio de la visita de un perito e informe es de 237 euros, según los presupuestos registrados en Habitissimo.

¿Qué fechas son las más idóneas?
Se pueden realizar reformas durante todo el año, pero hay que tener en cuenta que en otoño e invierno se producen menos molestias a los vecinos, al estar más tiempo las ventanas cerradas que amortiguan los ruidos y el polvo, pero si se pinta se debe tener en cuenta que el tiempo de secado es mayor que en verano. En cambio, en primavera y verano, el día es más largo y, al poder tener las ventanas abiertas, ayuda a los secados, pero como inconveniente es que podemos encontrarnos com muchos proveedores de vacaciones y esto puede provocar retrasos en la reforma.

¿Qué tipo de licencia o permiso necesito?
Dependiendo del tipo de obra se vaya a realizar en casa, se deberá pedir permiso y licencia al ayuntamiento. Existen las licencias de obra mayor y las de obra menor. Una obra menor es aquella en la no afecta a la estructura ni a las condiciones de habitabilidad. Por tanto, se puede llevar a cabo sin problema las reformas más típicas como son el alicatado de la cocina y los baños, la sustitución de los sanitarios, pintar el piso o poner parquet en los suelos de la vivienda… En cambio, una obra mayor es cuando se toca estructura ya sean pilares, muros de carga o realizando huecos en la fachada, así como cuando se cambian las condiciones de habitabilidad.

A pesar de estas recomendaciones es muy importante contar con un profesional. Planificar la reforma es un trabajo donde se debe dejar aconsejar de personas que están acostumbradas a sacar el mejor partido a los espacios. El interiorista o arquitecto escuchará las necesidades y desarrollará las distribuciones más acertadas para la vivienda. Contar con el apoyo de un técnico para la gestión de la licencia, aun sin ser necesario el proyecto técnico, puede ser de gran utilidad, ya que este conoce a la perfección el procedimiento, los formularios y la manera de completarlos; además, redactará la breve memoria que se solicite o ejecutará los planos que pida el Ayuntamiento.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn