PANTER SPORTY
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Pese al confinamiento, en 2020 hubo más de 100.000 robos con violencia en los domicilios y comercios españoles. El Balance de Criminalidad de todo el 2020 revelaron que los robos con fuerza en los domicilios y comercios españoles alcanzaron la cifra de 103.293 pese a estar gran parte del año confinados.

El Balance de Criminalidad de todo 2020 que realiza el Ministerio de Interior con los datos de las Ertzaintza, la Policía Nacional, Policías Locales y Guardia Civil revela que los robos con fuerza en los domicilios y comercios españoles alcanzaron la cifra de 103.293, pese al estado de alarma y el consiguiente confinamiento durante gran parte del año. La cifra, no obstante, supone un descenso respecto del 2019 del 27,5%.

Este dato a nivel nacional queda ensombrecido en algunas provincias como Cáceres, la ciudad autónoma de Ceuta o las capitales de provincia de Huesca, A Coruña u Ourense donde este tipo de delito han aumentado respecto del año pasado.

Por comunidades autónomas, Cataluña es la comunidad autónoma donde más bajan este tipo de delitos en España con un 34,5%, Madrid con un 32,8%, País Vasco con un 31,8% y Castilla-León donde descienden en un 29,4%.

Para Manuel Sánchez, presidente de UCES, “todo descenso del número de robos en los hogares y los comercios españoles es una buena noticia para la seguridad ciudadana, sin embargo, en un contexto tan especial como el del 2020, con gran parte del periodo del año donde la población permaneció confinada, que se hayan producido más de 100.000 robos con violencia no es una buena noticia”, recalca Sánchez

UCES sigue reclamando un Plan Renove de las cerraduras puesto que estima que más del 80% de las cerraduras instaladas en las puertas principales de nuestros hogares ya no cumplen con los standards de seguridad para el que se crearon. Las nuevas técnicas de apertura, como el bumping o el impresioning, utilizadas por las bandas criminales hacen de nuestras cerraduras, mecanismos más vulnerables.

Según datos del INE, más del 80% de las viviendas en España se encuentran ubicadas en edificios construidos antes de 1990, lo que supone que cuatro de cada cinco viviendas principales en España tienen casi 30 años de antigüedad e, incluso, más de la mitad de los hogares españoles tienen casi 40 años, en las que las cerraduras apenas se han renovado.

UCES recomienda que, en caso de necesitar los servicios de un cerrajero, los propietarios de las viviendas pidan siempre identificación al profesional y comprueben sus credenciales en www.uces.es

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn