Panter septiembre 2018
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
LAVOR Tienda Diferente
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El blanco y los tonos naturales son los protagonistas de la paleta de colores escogida por Verdeliss. Las tonalidades más vivas se reservan para dar un toque más personal.

La marca de pinturas Bruguer ha asesorado a Verdeliss, la conocida influencer que acumula más de un millón de seguidores en Youtube, para escoger los colores que decorarán su nueva casa. Una paleta de colores inspirados en el estilo personal de la blogger y, escogidos para crear espacios adaptados al ritmo de una familia numerosa y moderna como la de Verdeliss.

En la elección de los tonos ha participado toda la familia, desde la propia Verdeliss, su marido y sus 6 hijos, que han aportado grandes dosis de creatividad y originalidad sobre la inspiración o la sensación que les aporta cada tono o el color que identifican con su hogar o su familia. Una decisión compartida que aportará a su nuevo hogar un aire diferente, un estado de ánimo que se consigue gracias al poder regenerador del color. Además, al ser tonos elegidos por todos los miembros de la familia, cada estancia refleja su personalidad e identidad.

El protagonismo del blanco: el blanco y los tonos neutros, que aportan luminosidad y sensación de amplitud, son la base de la paleta escogida. Se combinan con materiales naturales como la madera, el bambú y la rafia, o con tejidos naturales como el lino que permiten crear espacios sencillos, cálidos y cómodos. Estas combinaciones son ideales para espacios como los recibidores, pero también para comedores y salones donde se desarrolla la vida familiar. Para aportar un toque personal, la clave está en combinar estos tonos más claros o neutros con colores vivos como el rojo o el azul marino. ¡No hay límites!

El amarillo es el color estrella: quedaron atrás los días en los que se consideraba que el amarillo traía mala suerte; ahora es sinónimo de alegría, vitalidad y espontaneidad. Pequeños detalles de este color en la pared darán un toque original y divertido a la estancia. Y para los más atrevidos, ¿por qué no pintar toda una pared? Seguro que hará vibrar a cualquiera que entre a la habitación, a la cocina e incluso al cuarto de baño.

El gris no es aburrido: si se quiere dar un toque de sobriedad y elegancia, jugar con diferentes tonalidades de gris en estancias como el salón o el dormitorio nos aportará una gran versatilidad, ya que permite combinarse con todos los colores y queda de maravilla con la madera natural, el material de moda.

Tonos pastel para los más pequeños: los tonos rosas, azules y verdes pastel son los más adecuados para las estancias infantiles porque transmiten tranquilidad, dulzura y calidez. Son colores fácilmente combinables no solo con blancos y tonalidades grises, sino incluso combinándolos entre ellos.  Y, además, siempre son tendencia.  Para las salas de juegos de los más pequeños, la mejor apuesta son los tonos más intensos y alegres que ayudan a estimular la imaginación y la creatividad. 

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn