PANTER WEB JULIO 2019
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
LAVOR 2019
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Pequeños cambios que ayudan a tener una vida más saludable además de cuidar el planeta. Según un estudio realizado por habitissimo, el 70% de los españoles que poseen una vivienda quieren mejorar sus hábitos para tener una vida más sostenible y saludable.

Septiembre arranca llena de propósitos para afrontar nuevos retos. Estos cambios no sólo son mejorar la dieta o hacer más deporte, sino también modificar nuestro entorno, empezando por la casa. Esta semana se celebra la Cumbre del Clima de la ONU en Nueva York con objetivo de tomar las medidas necesarias ante la crisis que está provocando el cambio climático. La puesta en marcha de medidas urgentes por parte de gobiernos y entidades es vital, pero también lo es la colaboración ciudadana para reducir el impacto que actualmente estamos ejerciendo en el medio ambiente y el primer paso es nuestra casa.

Según un estudio realizado por habitissimo, el 70% de los españoles que poseen una vivienda quieren mejorar sus hábitos para tener una vida más sostenible y saludable. La previsión para 2050 estima que seremos 9.000 millones y necesitaremos 2,5 planetas para satisfacer nuestras necesidades. De ahí la necesidad de tomar consciencia para cambiar nuestras rutinas. Desde habitissimo nos recomiendan una serie de medidas para mejorar la salud, el descanso y lograr la versión más sostenible de nuestro hogar.

La luz natural es uno de los primeros pasos a tener en cuenta, ya que sube la temperatura de la vivienda, mejorando la salud de quienes la residen y disminuyendo el coste de la calefacción en invierno. Instalar grandes ventanales con doble acristalamiento harán que entre la luz sin dejar escapar el calor del interior afirman desde la plataforma. Disponer de un buen sistema de aislamiento en ventanas puede hacer que ahorres hasta un 15% en la factura.

La ventilación cruzada es una forma de ahorrar tiempo cuando la ventilemos la vivienda. Aunque en algunos pisos antiguos esto sea complicado, se pueden realizar pequeñas remodelaciones que ayudan como eliminar tabiques innecesarios, apostar por puertas correderas o revestimientos microporosos. Esto tiene un coste de 958 € según los presupuestos registrados en habitissimo.

La energía solar es una apuesta segura en la vivienda. Aunque todavía queda mucho camino por recorrer, poco a poco se va instaurando más. Una de las grandes ventajas de la energía solar es que puedes alcanzar el autoconsumo, de modo que dejas de depender de compañías eléctricas. Es un recurso renovable inagotable que además no genera residuos.

Ahorra agua es otro factor crucial para mejorar la sostenibilidad de nuestra vivienda. Una solución puede ser invertir en grifos de apertura en dos fases, con regulador de caudal o
apertura en frío. Los termostáticos son también otra opción para poder elegir la temperatura del agua deseada, evitando el derroche o los electrónicos, que solo se accionan cuando se ponen las manos debajo.

Por último, comprometernos con el reciclaje es muy importante. Es un pequeño gesto que ayuda al planeta. Separar correctamente los residuos contribuye a su reutilización. Por ejemplo la madera de demolición se puede usar en revestimientos de pared o incluso muebles. Los tableros de polietileno reciclado pueden usarse para cubrir baños o cocinas o simplemente como elemento decorativo.

Imagen: Cultivar salud

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn